Líderes sindicales ganan mucho y son improductivos como legisladores

Líderes sindicales ganan mucho y son improductivos como legisladores

Uno de ellos jamás ha subido a tribuna y otro más ha suscrito una iniciativa en 5 años.

Aunque cobran 117 mil 440 pesos mensuales de salario, senadores que también son dirigentes sindicales, como Joel Ayala, Isaías González, Tereso Medina, Armando Neyra Chávez y Carlos Romero Deschamps, todos del PRI, son expertos en acumular ausencias, participar poco en tribuna y realizar el mínimo trabajo legislativo.

Por ejemplo, Carlos Romero Deschamps, líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), jamás ha subido a tribuna y en sus 4 años de gestión solo ha presentado 14 iniciativas.

Por otro lado, Armando Neyra Chávez, líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), ha sido legislador desde 1982 y apenas ha suscrito una iniciativa en 5 años como senador.

Otros como Joel Ayala Almeida, líder de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), quien fue legislador desde 1979 hasta 2009 y ahora trabaja como senador por la vía plurinominal, solo ha promovido tres iniciativas con sus compañeros de bancada y ha suscrito otras cinco.

También figura Isaías González, secretario general de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), quien únicamente ha promovido tres iniciativas y suscrito ocho más, al igual que su compañero Tereso Medina Ramírez, líder de la CTM en Coahuila, quien ha promovido una iniciativa y ha suscrito otras tres más con sus compañeros.

De acuerdo con Luis Carlos Ugalde, director de Integralia, una consultora que evalúa el trabajo del Congreso, casos como el de Joel Ayala son de destacar pues, sin importar que sea como diputado o senador, es el de más pobre desempeño, “porque siempre aparece en el peor de los lugares en todas las dimensiones que se mida”.

“Él, me queda claro, no ha sido un buen legislador”, afirmó.

El también expresidente del IFE —hoy INE— dijo que estos liderazgos no son necesarios para el país, pues no aportan ideas ni defienden a sus agremiados, y solo ocupan espacios y fueros.

Consideró que, en todo caso, estos personajes son necesarios para los partidos políticos, para que estos puedan contar con los números necesarios a la hora de aprobar leyes y reformas.

Fernando Dworak, maestro en Estudios Legislativos en la Universidad de Hull, Reino Unido, aseguró que estos legisladores están ahí porque le son útiles al PRI para gobernar.

 

Con información de El Universal.

Comentarios

Suscríbete a nuestro canal de Telegram