DESTAPAN A MEADE, EN EL MES QUE SUBIÓ LA INFLACIÓN A 6.63 %

DESTAPAN A MEADE, EN EL MES QUE SUBIÓ LA INFLACIÓN A 6.63 %

Por Luis Morelos
La inflación llegó en noviembre al 6.63 %, mientras se sigue insistiendo que ya viene cerca otro gasolinazo, igual o peor de desalmado que el que nos dio la bienvenida al 2018, con el aumento de tres pesos en promedio. Acaban de dar el dedazo a José Antonio Meade Kubribreña, como candidato del PRI, con el más viejo estilo priista, en una nueva modalidad, como fue la de nombrar un abanderado que no pertenece a este partido, para lo cual se preparó todo el escenario con anticipación, al reformarse los estatutos del “invencible”. Se dijo que las puertas están abiertas, para todo aquel que comulgue con los principios y los grandes ideales de la organización fundada por Plutarco Elías Calles, en 1929.

 
La inflación actual representa el segundo nivel más alto desde mayo de 2001, que entonces fue de 6.95 %. Se elevó el precio del huevo, tomate, tomatillo, cebolla; también el costo de comer en loncherías y fondas, y hasta los servicios turísticos. o sea, por todos lados nos ha bombardeado la pésima forma de controlar los precios, de parte de este gobierno. Ya no sabemos, si comer en casa sale más barato, o darnos el gusto de comer en la calle. Todo es igual de caro, y menos vamos a pensar en salir a alguna parte del país. Dicen las amas de casa, con visión muy práctica: ya bajaron un poco el precio del aguacate, pero de nada sirve, porque hay que comprar tomate y éste anda por los cielos. Y es que los empresarios, los grandes comerciantes y todos los que nos venden sus productos, siempre buscan la forma de balancear las cosas. “Bajan un precio pero suben otro, es la estrategia de equilibrio de sus ganancias, ellos nunca pierden”, es la apreciación que de manera general hacemos los “desventurados hijos de Eva”.
Ante esta triste situación que vive el país, habrá servido de algo para José Antonio Meade el entrarle a la candidatura, con toda la farsa circense que acostumbra el “institucional”? Hubo, como se sabe, el pronunciamiento de los sectores del Partido Revolucionario Institucional; la CTM, la CNC y el sector popular se manifestaron con todo el fervor demagógico tan conocido. Se pronunciaron los sectores, en reconocimiento a las altas dotes y méritos del compañero José Antonio Meade. Como, si por principio de cuentas se tratara de un priista. El viejo corolario del ritual priista, del apoyo de las fuerzas del tricolor, se exhibió de nueva cuenta en todo su esplendor. Antes se comentaba por varios días después del “destape”, que había sido la CNC, que había sido la CNOP, o que había sido la CTM, el sector que se pronunció por el abanderado del PRI. Era una manifestación de orgullo gritar a los cuatro vientos, que tal o cual sector había destapado al candidato, que fue el primero, etc. Y durante años se presumía por los dirigentes del sector, que a tal presidente lo postuló éste.

 
También – cosa de los tiempos – , se decía que dicho presidente era masón, y que se le descubrió esa filiación, por el saludo que le dio a ciertos personajes, o porque se sabía por versiones de masones, que asistía a determinada logia. Era la leyenda alrededor del presidente, la que comenzaba desde que se le ungió como el candidato. Y a propósito de la algarabía demostrada por el equipo de Peña Nieto acerca de este destape, ya hasta se le ubica a Meade muy cerca de AMLO en las preferencias que informan las encuestas, que son oficiales desde luego. Y paralelo a las encuestas, se mueven, como se dice, grandes carretadas de dinero, porque no se dejará ir tan fácilmente ir el botín que representa la presidencia de la república.

 
Por todos los rincones se buscarán recursos, así como salieron los del Obredecht, que cayeron en manos de Lozoya, para la campaña de Peña Nieto. Sobra ingenio, como sobran ingenuos que dan su voto al diablo. Dicen los que detentan el poder, que la democracia es un proceso de muy largo aprendizaje y que constantemente va mejorando, que no nace de la noche a la mañana. Dijo Benito Juárez, que la democracia es el camino de la humanidad futura. Esto lo repitió Gustavo Díaz Ordaz en una ocasión en el seno de las Naciones Unidas, y no pasó precisamente a la historia por esta frase, sino por su ataque artero a los estudiantes, que en aras de la democracia defendían sus derechos a la libertad de expresión el 2 de octubre de 1968.
El nivel de desarrollo democrático que tenemos los mexicanos, servirá para desenmascarar al PRI en las elecciones del 2018? O seguiremos caminando como el cangrejo?

Comentarios

Suscríbete a nuestro canal de Telegram
Logo Header Menu