Defienden proceso contra operador de PRI

Defienden proceso contra operador de PRI

El Fiscal General de Chihuahua, César Augusto Peniche, defendió el proceso en contra del presunto operador de Manlio Fabio Beltrones, Alejandro Gutiérrez.

Luego que Manlio Fabio Beltrones señaló que el Gobernador Javier Corral y el Fiscal han faltado a su deber y vulnerado la justicia al actuar con “testigos protegidos” que aportan declaraciones a modo, Peniche aseguró que la indagatoria no se basa sólo en la declaración de un ex funcionario del ex Gobernador César Duarte.

“La investigación realizada por la Fiscalía General del Estado no se basa en exclusiva en la declaración de un testigo, misma que es legal y se encuentra prevista y regulada en el Código Nacional de Procedimientos Penales”, indicó a REFORMA.

Beltrones descalificó la declaración de Ricardo Yáñez, ex Secretario de Educación, Cultura y Deporte en la Administración de Duarte, quien declaró que el desvío de 250 millones de pesos desde la Secretaría de Hacienda y Crédito Público hacia el Gobierno de Chihuahua y luego hacia el PRI se hizo en acuerdo entre éste y Duarte.

“Además es un testigo (Yáñez) al que le constan de manera directa los hechos respecto de los que ha aportado testimonio”, puntualizó Peniche.

“La investigación como se ha dado a conocer ante un tribunal, y que ha justificado un auto de vinculación a proceso, consta de múltiples testimonios, de personas incluso ya sentenciadas por los mismos hechos, y principalmente de un cúmulo de evidencia documental, entre ésta, importante información financiera y documentos públicos”.

Señaló que en esa múltiple evidencia documental, lo que hacen los testimonios es corroborar la existencia de los hechos.

“Todo esto incluso será materia del desahogo en el momento oportuno”, recalcó.

De acuerdo con Peniche, la investigación realizada por la Fiscalía General reúne un alto estándar probatorio.

“Y una actuación apegada a los principios de independencia, autonomía del Ministerio Público, profesionalismo y legalidad”, anotó.

“El esquema de la desviación de recursos del Estado, presentado en la teoría del caso, presupone la intervención de más personas que facilitaron la creación de empresas con identidades suplantadas y que fueron utilizadas para simular la prestación de servicios para sustraer los recursos que recibieron entre otras entidades, el Estado de Chihuahua”.

“Algunas de estas empresas inclusive publicadas por el mismo SAT bajo la presunción de facturar operaciones simuladas”.

El Fiscal General subrayó que algunas empresas fueron publicadas por el Servicio de Administración Tributaria por encontrarse presuntamente en el supuesto del 69b del Código Fiscal de la Federación.

“Toda vez que existen fuertes elementos que aseguran dichas empresas se dedicaban a la simulación de operaciones, es decir, a la emisión de facturas por un servicio no realizado”, destacó.

Alejandro Gutiérrez fue detenido el miércoles en Saltillo, Coahuila, y trasladado a Chihuahua, donde fue recluido en el Cereso Estatal 1, en el Municipio de Aquiles Serdán.

El jueves fue vinculado a proceso por peculado agravado por desviar presuntamente 250 millones de pesos del erario de Chihuahua.

De los 250 millones, 246 fueron para empresas que nunca prestaron servicios educativos y los otros cuatro millones para una empresa propiedad de Gutiérrez que prestaría un servicio a las aeronaves de Gobierno del Estado, que tampoco se realizó.

De acuerdo con la acusación de la FGE, el dinero se destinó a campañas del PRI en el 2016.

 

(Con información de Reforma).

Comentarios

Suscríbete a nuestro canal de Telegram