“Yo los busqué”, dice Sergio Mayer sobre su destape para ser diputado por Morena

“Yo los busqué”, dice Sergio Mayer sobre su destape para ser diputado por Morena

El productor de ‘Sólo para mujeres’ aseguró tener miedo de hacer campaña por las agresiones en los mítines de Morena, pero “me la voy a jugar e iré a las colonias para escuchar a la gente”

Sergio Mayer no siente vergüenza por quitarse la ropa en Sólo para mujeres o por cantar en Garibaldi y no le preocupan los señalamientos por su ‘destape’ para buscar ser diputado por Morena en las elecciones de 2018.

Viste un pantalón negro a cuadros, una camisa morada con rayas negras y una chamarra de cuero negro, una arracada en la oreja izquierda y el pelo perfectamente peinado. Sentado en un sofá en la casa de su sala, rodeado de libros de arte, fotografía y arquitectura, habla fuerte, seguro y casi sin mover las manos: “creo que si logro estar en el Congreso más que confrontar voy a generar consenso”.

Le molesta que lo consideren una persona superficial sólo por ser actor y asegura que como activista en pro de los derechos de los niños y animales ha propuesto más iniciativas en el Congreso que algunos legisladores, pues impulsó la Ley General de Niños, Niñas y Adolescentes y la ley que prohibió usar animales en los circos.

Ahora, Mayer quiere ser diputado por el distrito 6, que abarca a las delegaciones Álvaro Obregón y Magdalena Conteras, pues “soy uno de esos mexicanos que está cansado precisamente de ese grupo de políticos que tanto daño le han hecho a México y por eso tomé la decisión de entrar en la política”.

El productor de Sólo para mujeres afirma que Morena no lo buscó ni le ofreció contender por la diputación por ser un actor popular, pues otros actores son más populares; asegura que él los buscó para llegar al Congreso y “sacar iniciativas interesantes y nuevas que favorezcan a México”.

“Te puedo ser honesto, Morena fue incluyente, Morena me abrió las puertas, ellos no me hablaron, yo llegué a tocar la puerta, llegué a tocar la puerta y afortunadamente me escucharon; hable con Andrés Manuel López Beltrán, que es el enlace en el Distrito Federal, y al platicarle yo del tema que traía y mi interés me dijo: ‘Perfecto bienvenido, he escuchado de ti pero no te conozco, pero bienvenido’”, cuenta.

Mayer descartó ser candidato independiente porque “es un poquito complicado y es medio utópico” por la cantidad de requisitos, además “tener la plataforma de un partido político te da mucho más sustento”.
“Soy candidato externo, no estoy afiliado y que así me hayan dado la oportunidad son cosas que se agradecen, porque la mayoría de los partidos están muy cerrados”, dice.

No se afilió a Morena porque no cree en los partidos sino en las personas; apoya el proyecto de Andrés Manuel López Obrador porque “hay un tema que a todos los mexicanos nos molesta: el tema de la corrupción, de la impunidad, me gustó muchísimo que él es el único candidato que ha dado propuestas y el único candidato que ha presentado a su gabinete”.

“Me gustaría que los otros candidatos hablen de su gabinete para ver quiénes van a estar y te vas a dar cuenta que son pan con lo mismo, y el gabinete que presentó Andrés Manuel me pareció extraordinario en todas las áreas”.

No temo a las descalificaciones

Mayer aseguró estar consciente de que entrar en la política es enfrentarse a una batalla de descalificaciones que “te perjudican a nivel personal, económico, social, empiezan las injurias las falsedades, te empiezan a buscar absolutamente todo”.

Sin embargo, afirmó no tener miedo, “no me avergüenzo de nada de lo que he hecho, sí estaba en Garibaldi, sí fui parte y productor de Sólo para mujeres, sí he estado en determinadas novelas, las cosas que he comentado en las redes sociales, absolutamente todo lo mantengo y lo digo: no me arrepiento de absolutamente de nada, me están buscando y me van a seguir buscando y van a seguir sacando cosas”.

“No hay nada que puedan buscar y que yo diga: ‘Sí, shin, me arrepiento’”, aseguró.

Considera que el proceso electoral debería estar basado en proyectos y propuestas, no en descalificativos y agresiones como las que afectan los mítines de Claudia Sheinbaum y Martí Batres en la Ciudad de México.

Reconoce que tiene miedo de andar en la campaña y hacer trabajo territorial, pero “me la voy a jugar e iré a las colonias y a los lugares donde tenga que estar para escuchar a la gente”.

“Sí, sí tengo miedo y precisamente porque tengo miedo tengo que afrontar las consecuencias para cambiar eso, porque quiero que cuando mis hijos crezcan no vivan con el miedo que yo tengo y cambiar esa situación en mi país”.

Su carrera actoral por el momento quedará en pausa.
Con Información de Agencia

Comentarios

Suscríbete a nuestro canal de Telegram