Ha canalizado DSPM a ocho menores víctimas a Centro de Protección Especial

Ha canalizado DSPM a ocho menores víctimas a Centro de Protección Especial

Meses atrás la DSPM firmó convenio con el DIF Estatal, la Fiscalía y personal de SIPINNA para dar celeridad especial a los casos de menores víctimas de algún tipo de violencia u omisión

 

 

De diciembre de 2017 a la fecha, ocho menores han sido canalizados y trasladados por la Policía Municipal al Centro de Protección Especial para Niños, Niñas y Adolescentes, derivado del acuerdo firmado meses atrás con SIPINNA y otras autoridades involucradas en la atención del problema de  violencia y omisión hacia niños y adolescentes.

 

Este centro especializado se ubica en el kilómetro 3 de la salida a Aldama y cuenta con expertos multidisciplinarios en el cuidado de los pequeños, así como la infraestructura adecuada para que éstos se sientan cómodos y seguros, alejados de la situación de la que eran víctimas. Aquí reciben trato profesional, en tanto la Procuraduría de la Defensa del Menor determina la situación en cada uno de los casos.

 

Los policías municipales suelen ser los primeros respondientes en el caso de menores maltratados física o emocionalmente, sea por sus padres u otras personas en el hogar, así como aquellos en los que se configura la omisión de cuidados o que son olvidados y dejados a su suerte, por ello gracias al citado acuerdo ahora es posible actuar rápidamente para ponerlos a salvo y evitar revictimizarlos, trasladándolos rápidamente al mencionado centro y resolver su situación.

 

Como parte del procedimiento, los menores de entre 8 y 17 años son llevados al área de Trabajo Social de la comandancia que se trate, donde el medico en turno realiza un dictamen de salud para descartar enfermedades o problemas graves. Posteriormente los mismos elementos preventivos los trasladan hasta el lugar, que se encuentra abierto las 24 horas del día.

 

La finalidad de este programa al que se sumó la DSPM es restituir los derechos de todos aquellos infantes que han sido vulnerados en sus derechos elementales como la seguridad y el debido cuidado.

 

El caso más reciente fue el de un pequeño de 12 años que hace unos días fue encontrado en calles del fraccionamiento Campo Bello, deambulando después de estar fuera de casa de sus abuelos por varias horas y quien aparentemente salía a trabajar para aportar al hogar. Éste fue asegurado por agentes preventivos y quedó a cargo del DIF Estatal en espera de la investigación necesaria.

 

Comentarios

Suscríbete a nuestro canal de Telegram