Guillermo Padrés es absuelto de lavado de dinero y fraude fiscal

Guillermo Padrés es absuelto de lavado de dinero y fraude fiscal

El exmandatario de Sonora, logró evadir el juicio en su contra, luego de ser acusado de obtener recursos ilícitos por 8.8 millones de dólares.

Guillermo Padrés Elías, exgobernador de Sonora, acusado de lavado de dinero y defraudación fiscal durante su mandato, logró librar el juicio iniciado en su contra por dichos delitos cometidos presuntamente en 2015, que le habrían dejado una ganancia ilícita por 8.8 millones de dólares.

Aunque por ahora permanecerá tras las rejas, solo falta que una juez federal de Toluca, decida si debe o no continuar dicho proceso por otro lavado de más de 10 millones de pesos, por lo que podría quedar libre en cuestión de semanas.

De acuerdo con información del Poder Judicial de la Federación, la libertad del panista por defraudación fiscal y lavado, fue dictada por el Juez Décimo Segundo de Distrito en Procesos Penales Federales de la Ciudad de México, Guillermo Urbina Tanús, quien estimó que dicha acusación no cuenta con los elementos suficientes, además de incumplir con las formalidades legales.

Cabe destacar, que Urbina ya había cancelado el delito de lavado de dinero, desde el 12 de diciembre pasado, cumpliendo una sentencia de amparo dictada por el Décimo Tribunal Colegiado Penal.

No obstante, dicha determinación se invalidó y el juez se vio obligado a pronunciarse nuevamente sobre estos dos delitos, pues en la primera resolución no fueron respetados de forma debida los lineamientos que se establecían en la sentencia de amparo.

Urbina fue condicionado a dictar la formal prisión por lavado, en el juicio de garantías que se concedió al sonorense, únicamente en caso de que la acusación de la PGR fuera precedida de una querella, mientras en la defraudación fiscal, tenía que existir como precedente una auditoría del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Padrés aprovechó que ninguno de los dos requisitos de procedibilidad fueron cubiertos, para así poder presentar documentos que acreditaban que no debía impuestos del ejercicio fiscal 2015, por lo que el juez dictó su libertad por ambos delitos.

La PGR acusó al exgobernador de haber constituido en el año 2011, una empresa en Holanda para ocultar sobornos recibidos presuntamente del empresario Mario Humberto Aguirre Ibarra, por haberle entregado contratos millonarios para uniformes escolares.

Fue acusado de haber enviado al extranjero 8 millones 830 mil dólares, para luego traspasarlos a distintas cuentas y regresarlos a México, a través de la compañía Minera SWF, cuyos dueños son Padrés y su familia.

De acuerdo con la Procuraduría, esta empresa minera cambió las divisas por 134 millones 229 mil pesos, dinero que fue depositado en 25 empresas, instituciones de gobierno, abogados y particulares.

En el caso del juicio pendiente en Toluca, la Juez Cuarto de Distrito en Procesos Penales Federales del Estado de México, Guillermina Matías, deberá reponer el procedimiento del juicio por un presunto lavado de más de 10 millones de pesos y así dictaminar la situación jurídica del exmandatario panista, cumpliendo también con una sentencia de amparo.

El fin de semana pasado, a la juzgadora le fue concedido un plazo de 20 días para tomar la decisión de permitir que Padrés continúe el proceso o dejarlo en libertad.

En caso de que el exmandatario sea juzgado nuevamente, conseguirá una segunda oportunidad para abandonar el Reclusorio Oriente, pues solicitó que en este juicio sea sustituida la prisión preventiva por la medida cautelar de la libertad, caso que la juez deberá resolver en poco más de 40 días.

(Con información de Reforma)

Comentarios

Suscríbete a nuestro canal de Telegram
Logo Header Menu