El equipo de Meade en SHCP perdonó las tranzas de César Duarte

El equipo de Meade en SHCP perdonó las tranzas de César Duarte

Personal que estaba bajo las órdenes del ahora candidato presidencial del PRI, consideraron que no había elementos para proceder en contra del exmandatario de Chihuahua por lavado de dinero.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) bajo el mando de José Antonio Meade, determinó que no había elementos para denunciar al exgobernador de Chihuahua, César Duarte, por el delito de lavado de dinero, por lo cual la PGR archivó el caso.

A su vez, cuando la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la SHCP tomó la determinación, esta estaba a cargo de Alberto Bazbaz Sacal, quien fuera Procurador del Estado de México en el Gobierno de Enrique Peña y que ahora se desempeña como titular del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

“A consideración de esta UIF, hasta este momento no se cuenta con elementos suficientes para formular la denuncia a que alude el párrafo IV del artículo 400 Bis del Código penal federal (delito de lavado), pues las constancias que obran en la indagatoria de mérito -a nuestra consideración- no resultan suficientes (…) hasta el momento no se advierte que los recursos a que se hace referencia procedan o representen el producto de una actividad ilícita”, refiere el oficio 110/F/A/621/2017 fechado en febrero de 2017.

Este documento, además de un peritaje oficial ordenado por la Procuraduría General de la República (PGR) fueron suficientes para que las autoridades dictaminaran que la compra de acciones del Banco Progreso Chihuahua que hizo Duarte Jáquez, por un monto de 65 millones de pesos, no se hizo con dinero sucio.

Explicaron que 40 millones de pesos salieron de los diversos negocios del exmandatario estatal, antes de que ocupara el cargo y 25 millones correspondieron a un préstamo.

“Es importante mencionar que los 65 millones de pesos aportados (…) los conforman 40 millones que provienen de retiros de otras inversiones realizadas con anterioridad a que César Horacio Duarte Jáquez se desempeñara como servidor público y 25 millones provenientes de la obtención de un préstamo”, indica el oficio PGR/DG/2649/2015.

Cabe señalar que la PGR pidió a la UIF, al Servicio de Administración Tributaria y a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, todas dependientes de la Secretaría de Hacienda, que revisaran el patrimonio y las cuentas de Duarte. Todos los organismos concluyeron que estaba limpio, aunque su salario como Gobernador ascendía a 120 mil 245 pesos mensuales que, nada tenían que ver con los millones que el chihuahuense manejaba.

Comentarios

Suscríbete a nuestro canal de Telegram
Logo Header Menu