Los 3 programas que México necesita para acabar con la pobreza

Los 3 programas que México necesita para acabar con la pobreza

CIUDAD DE MÉXICO.- Las acciones del Banco de México, para mantener controlada la inflación, es uno de los instrumentos más eficaces para el combate a la pobreza en México, dijo Gonzalo Hernández Licona, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Esto por que la inflación es el impuesto más regresivo que existe, y merma la capacidad de compra de toda la población.

PROTECCIÓN

Hernández añadió que este esfuerzo del banco central debe ser complementado con esquemas de protección al ingreso de la población, como parte de implementar un esquema de seguridad social universal.

Propone tres opciones que pueden ser hasta complementarias.

La primera es una red de protección ante contingencias, tal como funciona hoy el Programa de Empleo Temporal del gobierno federal.

Financiar un esquema así haría que las personas sin empleo puedan trabajar de forma temporal, para no afectar su nivel de consumo, en lo que encuentran un mejor trabajo”.

El segundo esquema sobre la cual se muestra a favor el Coneval es la renta básica universal, que sea modesta de modo que no desincentive el trabajo.

El tercer esquema es una variante de la renta básica universal, que es la renta solidaria, en la cual los ciudadanos que no la necesitan puedan renunciar a ella y donarla para otros objetivos.

Coneval pide seguridad social universal

El actual sistema de seguridad social fragmentado entre contributivo (IMSS, ISSSTE, etc.) y no contributivo (Seguro Popular y otros) es clave para explicar la alta informalidad laboral, la baja productividad de la economía y la alta desigualdad en el de acceso a la salud y pensiones en México, por lo que eliminar esta dualidad debe ser prioridad en el actual debate electoral.

Aseguró que para reducir de manera estructural la pobreza en el país, se debe transitar hacia un sistema de protección social universal, tema que deberá ser prioridad para el próximo gobierno.

Invito a todos los actores políticos a que traigamos de nuevo la discusión sobre la política universal de protección social y hagamos cuentas nuevamente de cómo financiarlo, sin prejuicios. Que todos los actores nos sentemos y veamos hasta dónde podemos llegar y hasta dónde no.

Pero sí debemos repensar nuestro sistema, porque si no el peligro es que mañana volvamos a poner parches a un sistema dual en el cual podamos empeorar las cosas. Una reforma podrá ser costosa, pero el costo de la inacción será mucho mayor en el futuro”.

IMPACTOS

El Coneval define la seguridad social universal en establecer pisos mínimos en servicios de salud, aportación a pensiones, protección ante riesgos como muerte e invalidez, y al ingreso, que serían financiados con impuestos generales en lugar de impuestos al trabajo, y complementarse con aportes particulares.

El objetivo es desligar el acceso a estos derechos del estatus laboral de la persona.

Para Gonzalo Hernández, entre los beneficios destacan: “impacto en la seguridad social, que es la carencia social más alta (56% de la población) y con ello reduces significativamente la pobreza. Impacto en el acceso a la salud porque igualas en beneficios y riesgos a toda la población”.

Dijo que otro impacto sería reducir la informalidad laboral. “No creo que con el sistema actual vayamos a desaparecer la informalidad … Pero aún si la economía creciera al 7%, la informalidad va a tener un techo debido a los desincentivos que ha generado históricamente el sistema de seguridad social actual”.

Con información de Dinero en imagen

Comentarios

Suscríbete a nuestro canal de Telegram