CARTA SOBRE EL CESIA

CARTA SOBRE EL CESIA

Educar para la vida dicen que debe ser el objetivo de las instituciones educativas y si no es así, algo anda mal en los planes y programas de estudio. Yo soy hermana de un estudiante que cursa sus estudios en el Centro de Estudios Superiores Ignacio Allende de esta ciudad y me tocó asistir el sábado 7 de abril a una actividad que hicieron los muchachos del quinto semestre de la escuela, que a mi forma de ver las cosas es algo muy importante porque hace que los alumnos pues ya practiquen ideas de las que les enseñan sus maestros y a fin de cuentas no es algo perdido lo que se invierte en la educación.
Leí el otro día en este periódico que es altísimo el número de profesionistas en el estado de Chihuahua que no trabajan en lo que ellos estudiaron, sino que andan buscando la vida en otras ocupaciones, el caso es ganar dinero para sobrevivir. Yo no entiendo mucho de esta situación que se presenta cuando la escuela no prepara a los alumnos para que el día de mañana salgan derechito al egresar, hacia una colocación de lo que ellos estudiaron, pero la realidad nos demuestra que es un problema grave. Los alumnos de esta escuela dentro de la materia Programa emprendedor o algo así se llama, de las carreras de C.P. y LAE, hicieron su esfuerzo para vender algunas bebidas y antojitos chihuahuenses, pero más que los productos que vendieron creo que lo importante fue que se organizaron sin complejos y con seguridad como les aconsejó su maestra en la materia, la licenciada Bárbara Mota. El caso es ir perdiendo el miedo y poner en práctica según me explicó mi hijo, aspectos como la actitud, seriedad, sentido de responsabilidad, compañerismo pues lo que les enseñan en las escuelas en la carrera y que les servirá para toda la vida.
Yo felicitó a los muchachos por esta experiencia y les diría que aprovechen la escuela, porque uno no tiene dinero para dejarles a los hijos o hermanos cuando se muera, pero la educación siempre será lo mejor, eso no se pierde. Les prometí hacer esta carta a mi hermano y dos compañeras suyas, que aunque está sencilla y tal vez enredada hace ver que son importantes los estudiantes si aprovechan bien lo que les enseñan sus maestros, y pues además felicito a sus maestros por lo que les dejan para sus vidas, no tiene precio.
Muchas gracias.
Elia Rodríguez

Comentarios

Suscríbete a nuestro canal de Telegram