Despreocupa a AMLO corrupción previa a su posible triunfo

Despreocupa a AMLO corrupción previa a su posible triunfo

Lo cuestionan sobre un punto final respecto a todo lo que ha ocurrido en los últimos años en materia social, de seguridad y de corrupción y él asegura que con su llegada al poder empezaría una nueva era, algo así como la Independencia y la Revolución

Al candidato presidencial por la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, el tema de la corrupción antes de su probable triunfo en la elección, no le preocupa mucho.

Así lo dijo en el programa Tercer Grado, transmitido este jueves por Televisa, la cadena que hasta hace poco le causaba aversión.

El tabasqueño defendió que en materia de corrupción lo que haya pasado antes del 01 de julio (día de las elecciones) “no me importa mucho”.

Y añadió: “Quiero mirar hacia adelante y no anclarme en la persecución. No impulsaré nuevos procesos pero tampoco frenaré los que están en marcha”. Y, entre estos últimos, mencionó las investigaciones abiertas por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y la corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

El candidato fue cuestionado por siete periodistas (Leopoldo Gómez, Joaquín Lopez Dóriga, Denise Maerker, Carlos Loret, Raymundo Riva Palacio, Leo Zuckerman y el experimentado René Delgado), quienes en redes sociales fueron criticados por lo sutiles que fueron con El Peje.

En el encuentro, López Obrador reiteró su admiración por Benito Juárez y en repetidas ocasiones puso como ejemplo de gobierno su gestión al frente de la Ciudad de México, respecto a la cual se proyectó orgulloso.

En materia de seguridad, refirió que implementará una mejor coordinación policial y atacará a la pobreza como una forma de prevención.

En cuestión económica, aseguró que fomentará el libre mercado, con un banco central independiente y libre fluctuación para el peso.

En medio de una polémica por las declaraciones hechas por su círculo cercano de colabores, Obrador insistió en que durante su administración no habría expropiaciones.

Además, afirmó que promoverá un mayor consumo interno.

“Vamos a dejar de comprar en el extranjero (…) lo que consumimos. Es una vergüenza que el maíz sea originario de México y seamos el país que más maíz compra del mundo”, lamentó.

El fundador de Morena, aseguró que el proceso de transformación que encabeza es tan importante como la Independencia, la Reforma y la Revolución “pero sin violencia”, y se comprometió a que no buscará la reelección.

Destacó la necesidad de separar el poder político del económico, tal como hizo Juárez al separar a la Iglesia del Estado.

Y, siguiendo su discurso de los últimos días, responsabilizó a los grupos empresariales de la tragedia nacional.

Andrés Manuel fue también cuestionado sobre sus vínculos con gente cercana a la ex lideresa magisterial, Elba Esther Gordillo, hoy en prisión domiciliaria acusada de corrupción. A Gordillo Morales la reconoció como corrupta, no obstante, dijo, fue utilizada.

Sobre el venezolano Hugo Chávez aseguró que era una “calumnia” que lo compararan con él y que se trata de un personaje polémico al que nunca conoció.

Aunque admitió que Venezuela era un “desastre” se resistió a llamarlo dictador.

(Mañanero).

Comentarios

Suscríbete a nuestro canal de Telegram