FERNANDO TISCAREÑO TIENE COMO UNA PRIORIDAD, ACABAR CON LA CORRUPCIÓN Y CON LA INSEGURIDAD QUE SE COMEN A CHIHUAHUA

FERNANDO TISCAREÑO TIENE COMO UNA PRIORIDAD, ACABAR CON LA CORRUPCIÓN Y CON LA INSEGURIDAD QUE SE COMEN A CHIHUAHUA

Por Luis Morelos

Qué puede pasar en las campañas políticas? Piensa uno inmediatamente, en ataques entre los candidatos, en chistoretes, en promesas inviables, en difamaciones y cosas por el estilo. Yo creo que nuestra democracia ya debe de ofrecer otras cosas, otras alternativas para escoger al candidato más idóneo. No lo cree usted? El 24 de mayo arrancaron los candidatos a la presidencia municipal de Chihuahua su labor de proselitismo, y con ellos se abre un abanico de expectativas para saber quién es el más apto para dirigir el rumbo de este municipio, el cual cuenta en su cabecera con múltiples problemas de inseguridad, cuestión que usted respetable lector ya se sabe de memoria.

Al respecto en torno a este problema de inseguridadya declaró Fernando Tiscareño Luján, el candidato de MORENA, que se comprometía a acabar con el mismo. No es desde luego algo muy fácil, aunque si se le ponen ganas y se cuenta con un equipo adecuado, mucho se puede lograr. Mire, por principio de cuentas, le quiero decir que de acuerdo a estudios realizados con el afán de terminar esencialmente con la inseguridad, se sabe que se requieren alrededor de 2 mil 600 policías para darle un buen combate a la delincuencia, ya que los mil 500 elementos – en números redondos esos son – , con que se cuenta en la actualidad, no son suficientes. La ONU fija una cantidad de 300 policías por cada cien mil habitantes, como indicación de que esto puede ser lo adecuado.

No es muy fácil hacer la mejor labor en esta área, y porque además interviene el elemento humano con todas sus características, su formación, en muchos de los casos sus viejas mañas, en fin toda una serie de ingredientes muy humanos. Se tiene sobrada fama, de la forma en que abusan los policías municipales con el poder de su placa, y de cómo desvalijan entre otras diabluras, a los detenidos cuando caen a la comandancia, en donde se roban todo lo que contienen  sus vehículos al estar en el corralón. La historia es larga, los chihuahuenses la conocen a la perfección. Tiscareño tiene que adentrarse muy bien sobre el terreno que habrá de pisar, si el voto lo favorece. En una ocasión le preguntaron al periodistaJulio Scherer, en presencia del célebre personaje policiaco conocido como el Negro Durazo, que si yendo por una calle oscura a altas horas de la noche,veía venir enfrente por una acera a un delincuente y por la otra a un policía, a cuál de los dos peatones letendría más desconfianza; la respuesta inmediata fue, que al policía. Peló los ojos, el encubierto delincuente que era Durazo, diciendo algo entre dientes, para sus adentros, tal vez fue una amenaza, tal vez pensó en la mamá del periodista…

Entonces la tarea del presidente municipal se torna doble, porque hay que barrer la delincuencia en las calles pero también hay que revisar el interior de la corporación, sin que esto signifique que todo anda mal allí, desde luego que no, (hay servidores de primera),pero los casos reprobables no son pocos; acordémonos que en gran parte del país, se practican las pruebas de confiabilidad a este tipo de corporaciones, están establecidas como un requisito.En la ciudad hay colonias muy conflictivas en las que se roba en casas habitación y en la calle a automovilistas y transeúntes, se asaltan negocios, todo lo que se pueda. Entre las colonias más difíciles se mencionan Villa Juárez, Mármol 1, 2 y 3, Cerro de la Cruz, Quintas Carolinas 1, 2 y 3, Jardines de Oriente. Y las pandillas abundan por docenas, nada más anímese a caminar solo, en la noche por esas colonias y algunas otras y sabrá lo que es amar a Dios en tierra de indios, como reza la vieja frase que menciono, sin ánimo de ofender a esas etnias, se entiende, claro.

El candidato de Morena, quien es un abogado con tablas, preparado, con experiencia acumulada ya de distintos trabajos en el sector público, debe ser consciente de que hay que equipar muy bien a los policías, con su consiguiente capacitación, primeramente ver la forma de aumentar el número, y aumentarles el sueldo. Actualmente la Dirección de Seguridad Pública tiene unas 460 patrullas, de las cuales, según datos consultados en hemerotecas de periódicos, hay 162 unidades en estado chatarra. Se cuenta con vehículos que tienen más de 500 mil kilómetros corridos y bien corridos y es que muchos datan del año 2002. Me explico?  Ojo, mucho ojo con las patrullas, que deben estar al cien para lo que se ofrezca. En esta circunstancia tiene mucho que ver el mal uso, eso ni se duda.

El candidato ha insistido desde hace tiempo, que luchará por acabar con la corrupción y también con la inseguridad. A tono con la promesa de Andrés Manuel López Obrador, que tiene como primer paso de lo que será su gobierno el acabar con la putrefacta corrupción, el chihuahuense se suma a esa interpretación de la realidad que nos corroe a todos, y la incluye en el proyecto de su obra. Es una tarea de titanes, pero Fernando tiene capacidad, está forjado en el trabajo a base de soluciones, no de poses burocráticas y mediocres. Chihuahua lo necesita, hay otros problemas que comentaremos en su momento, pero este de la intranquilidad, de la inseguridad es muy grande, por lo que se necesitan proporcionalmente grandes esfuerzos. Las cosas no se arreglan con la sola compra de patrullas que lucen muy bonitas en la foto, como lo hizo Maru Campos, eso de nada vale; los vehículos hay que echarlos a andar con personal capacitado, capacitado y confiable.Hay mucho, demasiado que corregir en el municipio, en el que la señora Campos ha hecho piruetas para sacar dinero para su campaña; desde que entró a la alcaldía comenzó con su labor de proselitismo pensando en la reelección, buscando por aquí y por allá los recursos, de lo que hay sobradas acusaciones, que no deben quedar en el tintero

Por lo pronto hay que ganar la elección el uno de julio.

Comentarios

Suscríbete a nuestro canal de Telegram
 

NOTAS RELACIONADAS