Maru compró equipo táctico con precios inflados: Hay contratos y facturas que la delatan

Maru compró equipo táctico con precios inflados: Hay contratos y facturas que la delatan

Invirtieron más de 20 millones de pesos en chamarras, chalecos antibalas, cámaras de video y de solapa, cuando su costo real no llega ni a los 12 mdp.

 

Negocio propiedad de panista fue quien se benefició del contrato millonario.

 

Chihuahua.- Se detectó que María Eugenia Campus Galván, ex alcaldesa y hoy candidata -otra vez- por la alcaldía, realizó compras millonarias por el concepto de adquisición de chamarras, chalecos anti-balas, equipo de modernización de video wall y la obtención de 60 cámaras de solapa con precios muy superiores al valor en el mercado.

 

De acuerdo a los archivos del Cabildo municipal, estos indican que no solo las adquisiciones fueron pagadas a precios súper inflados sino que se hicieron a través de intermediarios que son panistas y que tienen relaciones directas con personajes de primer nivel de la Alcaldía capitalina.

 

Entre las posibles irregularidades investigadas por esta redacción, se encontró que cada uno de los equipos comprados por el Municipio fueron adquiridos a precios superior al 300 por ciento del valor real del producto y vendidos por empresas aparentemente de dudosa solvencia económica para declarase como aval.

 

Por ejemplo, con los recursos federales del FORTASEG, se logró la asignación de compra de chamarras para el personal operativo donde la presidencia municipal pagó la cantidad de $ 4’236,000.00, mientras que por los chalecos antibalas se destinaron $ 4’019,998.56, asignación que se realizó de manera directa a la empresa ‘Consultoría en Prevención y Convivencia Ciudadana’.

 

Lo curioso del caso es que su representante legal es Jorge Muro de la Rosa, el cual formó parte del equipo de transición del PAN para la recepción de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, nombre que aparece en los oficios de la solicitud de elaboración del Contrato de Adquisición de Bien Mueble y copia del oficio dirigido a la Secretaría del Ayuntamiento.

 

Para clarificar un poco más las posibles irregularidades que existieron en la compra de estos productos se establece que se obtuvieron mil 412 chamarras con un costo pagado de $ 4’236,000.00, a pesar de que el precio en el mercado son de $ 2’628,579.20, es decir, una diferencia de valor inflado de $ 1’607,420.80, lo que en números claros demuestra un sobre precio de más de un 76% sobre el valor real.

 

En el caso de los chalecos antibalas, fue casi la misma situación, pues de un total de 150 equipos de seguridad personal, se pagaron $ 4’019,998.56, cuando el precio en el mercado es de $ 3’075,000.00, lo que demuestra una diferencia por $944,998.56, lo que arroja la cantidad increíble del casi 60% de inflado el precio sobre el valor real, y en ambas adquisiciones se muestra un total de $ 2’552,419.36, obviamente que todos estos valores expresados incluyen el I.V.A.

 

Concepto Cantidad Pago realizado Precio mercado Diferencia Diferencia

Sobre

precio

Chamarras 1,412 $ 4’236,000.00 $ 2’628,579.20 $1’607,420.80 76% sobre

el valor real

 

Chalecos 150 $ 4’019,998.56 $ 3’075,000.00 $944,998.56 60% sobre

el valor real

 

 

Paga Alcaldía más de ocho millones en la modernización de video wall, cuando su precio real no llega ni a los seis millones de pesos.

 

Empresa proveedora de las cámaras se dedica a la venta de cómputo.

Pero las irregularidades detectadas por los regidores no paran solo en la compra de chamarras y chalecos anti-balas sino también en la adquisición del equipo para la Modernización e Instalación de Video Wall cuyo costo fue de $8’434,082.02, cantidad que dista mucho de la realidad del precio que se encuentra en el mercado.

 

Es por ello que, en su momento, se deberá de investigar para deslindar responsabilidades, porque en el contrato con número 221/2016, la asignación mayor fue entregada a un proveedor de nombre Brenda Janeth Chávez Rivera aparentemente sin experiencia en el ramo, y la cual tiene como domicilio fiscal un negocio en la Avenida 20 de Noviembre, cuyo inmueble es una casa habilitada como oficina que se dedica a la venta de equipos de cómputo y que factura a nombre de Sergio Chávez Rodríguez.

 

La sospecha de los regidores es porque estas oficinas de ninguna manera tienen la infraestructura para solventar una venta millonaria de esta naturaleza, dejando en claro que la vendedora es una simple intermediaria sin experiencia alguna, incluso investigaciones previamente realizadas a través de las redes sociales existe una joven mujer llamada Brenda Janeth Chávez Rivera, como estudiante de arquitectura y que para nada es conocida en el medio policiaco como para ofrecer servicios de inteligencia policiaca.

 

Su empresa, a la que el Municipio de Maru Campos le facturó los más de ocho millones de pesos, se dedica la venta de material de cómputo, recarga de tinta y tonher y donde la reparación del equipo de climas no es el ramo del proveedor por esto tiene un muy importante sobreprecio, aplica lo mismo para la compra de mobiliario para observadores, todo esto está incluido en la factura fechada el 29 de diciembre 2016, anexo D, y el acta de entrega de bienes fechada el 26 de diciembre del 2016, según el anexo G.

 

Incluso, como soporte a lo referido párrafos atrás, en cuanto a la falta de solvencia económica e infraestructura, es necesario agregar que consultando ante el Registro Público de la Propiedad, la información relacionada con los bienes a nombre del Brenda Janet Chávez Rivera no existe antecedente alguno, lo cual evidencia claramente la falta de solvencia económica, a pesar de que en este tipo de compras el proveedor está obligado a depositar una fianza para el cumplimiento del contrato asignado.

 

Es decir, de acuerdo a los resultados de las investigaciones, aparentemente Brenda Chávez Rivera no cuenta con los recursos necesarios que ampare las garantías como es requerido al adquirir alguna fianza por el citado importe, lo que significa que un tercero tuvo que funcionar como aval.

 

El contrato indica que la empresa propiedad de Janet Chávez Rivera cobró el mantenimiento del sistema de comunicación a $ 406,000.00, mientras que el precio en el mercado es de $ 145,000.00, una diferencia de ganancia extra de $ 261,000.00.

 

 

En el caso del mantenimiento de los equipos del clima, esta empresa contratada por el Ayuntamiento local cobró la cantidad de $ 191,400.00, cuando el precio normal es de $ 89,000.00, es decir, obtuvo una ganancia extra de $ 102,400.00.

 

También vendió esta empresa un moderno sistema de Pantallas Video Wall 2 X 3 con un valor de $ 4’050,430.71, cuando el precio en el mercado es de $ 2’900,000.00, lo que significa una diferencia en ganancias de $ 1’150,430.71.

 

Dicho negocio realizó otra venta al municipio de Chihuahua de dos sistemas de Pantallas Video Wall 3 X 3 con un costo facturado de $ 3’391,852.42, cuando el precio real en el mercado es de  $ 2’450,000.00, lo que dejó de ganancias a quienes integran el equipo de venta, dígase propietarios e intermediarios, de $ 941,852.42.

 

Otra de las compras que autorizó Maru Campos, fue la adquisición de 10 escritorios para observador facturados en $ 394,398.87, cuando el valor en el mercado es de $ 174,000.00, lo que deja una diferencia de ganancia y nada despreciable de $ 220,388.87, el total de estas facturas de adquisición de bienes demuestran un sobreprecio del 46% cuyas ganancias sumatorias para los proveedores del Municipio fueron de $ 2’676,052.00, obviamente que estos valores expresados ya incluyen I.V.A.

 

Adquiere Municipio 20 cámaras de solapa por 900 mil, cuando su costo real es de 300 mil pesos.

 

Al mismo tiempo salió a relucir que el Ayuntamiento de Chihuahua dirigido por la nuevamente candidata del PAN, Maru Campos, sostuvo un contrato con número 220/2016 por $900,000.00 con Brenda Janeth Chávez Rivera para la asignación de la compra de 20 cámaras de solapa.

 

De acuerdo al desglose del contrato y las cifras que indican la operación de la compra-venta, se dice que se adquirieron 20 cámaras de solapa pagando $ 900,000.00, cuando su costo real en el mercado son de $ 295,000.00, obteniendo una ganancia por valor inflado de $ 605,000.00, es decir, un sobreprecio descarado de 305%.

 

Como evidencias a todo lo anterior, estos artículos relativos a la venta de cámaras de seguridad y mantenimiento de equipo, así como la venta de escritorios se encuentran en los contratos firmados por Ricardo García, Jefe del Departamento de Tecnología e Informática de la Dirección de Seguridad Pública Municipal y por Brenda Janeth Chávez Rivera como proveedora.

 

En la Sindicatura se hizo caso omiso al problema

 

Por todo esto, quienes integran el Cabildo municipal enviaron un oficio desde el pasado 17 de febrero de 2017, al entonces síndico municipal Miguel Riggs Beza, donde solicitan su intervención para que en uso de sus atribuciones, realizara la investigación pertinente a las diversas adjudicaciones directas autorizadas por el Comité de Adquisiciones y Arrendamientos del Municipio de Chihuahua.

 

La primera de ellas se refiere a la adjudicación numero AD201/16 para la compra de 1,412 chamarras para elementos de la Dirección de Seguridad Publica Municipal con fecha del 15 de noviembre del 2016 con un costo de 4, 236.00.00 a cubrirse con recursos del Gobierno Federal.

 

La segunda denuncia que se solicita investigar es la adjudicación número AD202/16, para la compra de 150 chalecos nivel III A, y placas balísticas frontales y traseras para escalar a nivel IV, con fecha del 15 de noviembre del 2016 con un costo de $ 4, 019,998.56, también a cubrirse con recursos federales.

 

La tercera de ellas, es la adjudicación AD220/16, para la compra de 20 cámaras de solapa con un costo de $900,00.00 pesos con fecha del 15 de noviembre del 2016, de igual manera a cubrirse con recursos del gobierno federal.

 

Llama la atención que cada una de estas adquisiciones se hayan realizado las mismas fechas y que el síndico en aquel entonces, el también panista Miguel Riggs y la misma alcaldesa Maru Campos, no hayan emitido alguna recomendación para investigar a fondo lo que a simple vista se ve como actos de corrupción y se lleguen a las últimas consecuencias aplicando la justicia para Chihuahua.

 

Comentarios

Suscríbete a nuestro canal de Telegram