Candil de la calle: México también encierra a niños migrantes

Candil de la calle: México también encierra a niños migrantes

BBC Mundo pidió acceso a alguno de los centros de detención migratoria para verificar sus condiciones, pero su solicitud se rechazó por un “tema de protección” de los menores

En México no existen “jaulas” para la detención de niños migrantes como se ha visto en el caso de Estados Unidos.

Tampoco son aislados como sucede con los vecinos del norte, a través de la política “Tolerancia cero”.

Sin embargo, la situación por la que pasan miles de menores de Centroamérica cuando son capturados en nuestro país no es menos grave, según informes de defensores de derechos de los migrantes.

Debido a que han documentado que en las estaciones de detención del Instituto Nacional de Migración (INM) hay casos de niños que ni siquiera tienen un espacio al aire libre.

“Están en condiciones de encierro permanente. Los testimonios son de niños y familias enteras que llevaban 4, 5, 6 o más días y que no sabían lo que era ver la luz del día, tomar el aire”, declaró Miguel Paz, coordinador del Grupo de Trabajo de Niñez del Consejo Ciudadano del INM (CCINM).

Este grupo de monitoreo presentó el año pasado un informe con 152 observaciones sobre deficiencias y violaciones a derechos humanos en los centros de detención migratoria del INM.

Paz dice que en los 17 centros investigados se detectaron problemas como la inexistencia de un criterio uniforme para la clasificación de migrantes, incluyendo a los niños.

Mientras la separación de menores y sus padres ha sido el tema más criticado de la política migratoria de Estados Unidos por las condiciones de los centros de detención, en México esta situación ha pasado desapercibida.

“Hay veces en que los niños (varones) de siete u ocho años ya no pueden estar con su mamá y se les traslada a la celda con las personas adultas”, asegura Paz.

Dice que cuando no hay espacios en los centros de detención, “nos encontramos que pequeñitas desde 4 años son separadas de sus papás (hombres)”.

Lamenta que no todas las estaciones de detención migratoria cuenten con las mismas áreas ni las mismas capacidades, pero advierte que la clasificación de migrantes por áreas es algo recurrente.

Pues solamente en algunas estaciones se permite a toda la población convivir durante el día.

Las autoridades del INM aseguran que se privilegia la unión familiar y los padres no dejan de tener contacto con sus hijos.

Carlos Madrazo, director de Control y Verificación Migratoria del INM dijo que “reconocemos que no somos una instancia especializada en la atención de niños y adolescentes”.

Pero rechaza que la separación de familias por género y edad sea comparable a lo que ocurre con los niños migrantes en Estados Unidos.

Cifras oficiales indican que México ha detenido y puesto bajo proceso migratorio a más de 138 mil menores de edad durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto.

De ellos, casi 73 mil estaban acompañados, en tanto que los otros 65 mil viajaban sin compañía.

De 2012 a la fecha, 97 por ciento de los niños migrantes detenidos en México son originarios de Honduras, El Salvador y Guatemala.

Y entre 2014 y 2016 se registró un gran aumento de menores migrantes lo que se tradujo en un alto número de detenciones.

Cuando los niños migrantes viajan con sus padres, o con alguno de ellos, los menores son llevados a una de las 46 estaciones provisionales que hay en el país y, en teoría, ahí pasan unas horas.

Después son canalizados a 6 estaciones llamadas “concertadoras” de migrantes, de donde son deportados, y es ahí donde se llega a dar la separación de niños y padres.

En el caso de los varones, dependerá del género y edad, pues niñas y niños pueden permanecer con sus madres, a menos que sean adolescentes mayores, entonces son llevados a un área aparte.

Pero las niñas y las adolescentes que viajan solamente con su padre son separadas por prevención contra abusos.

Pero la clasificación es discrecional en cada centro, denuncian los observadores ciudadanos.

Dora Giusti, de Unicef México, dice que contrario a lo que prioriza la ley “un buen porcentaje (de niños) están siendo detenidos en las estaciones migratorias y no todos acceden a albergues especializados del DIF ni reciben atención integral ni una evaluación del interés superior del niño”.

“Los que se quedan en la estación migratoria están en una situación que tiene consecuencias psicológicas”, advierte, aunque reconoce que el INM ha mejorado en los últimos años.

De acuerdo al INM los migrantes pasan 8 días en promedio en las estaciones de detención y procesamiento.

Pero por ley se requiere realizar una serie de trámites que demoran la detención de un migrante.

Carlos Madrazo, señala que “si un niño o adolescente viene acompañado por alguno de sus padres no se le aparta: no lo vamos a separar de su familia por llevarlo a un albergue fuera de la estación”.

Liliana Ruvalcaba presidenta de El Pozo de Vida, ONG contra la trata de migrantes, difiere de la autoridades del INM sobre el tiempo de estancia.

“En promedio, dependiendo de la nacionalidad, se quedan de 15 a 30 días. Casos más complicados se quedan más tiempo”.

Y ha registrado casos de migrantes adultos que pasan hasta un año bajo detención migratoria.

Sin embargo, Carlos Madrazo niega que los migrantes tengan estancias mayores a una semana.

Un reporte del Consejo Ciudadano del INM afirma que “predominan las largas privaciones de libertad en el caso de niños y adolescentes, especialmente en el norte del país”.

No hay disponibilidad de pañales suficientes, solo los menores de 2 años tienen acceso a la leche y los menores “enferman constantemente por la comida”.

“Un maltrato del personal hacia las madres con niños pequeños es la prohibición de sacar mantas del cuarto, lo que provoca que los menores duerman en el suelo en el transcurso del día”.

Dora Gusti, quien es jefa de Protección de la Infancia de la UNICEF México dice que “las estaciones migratorias son espacios de privación de libertad. Es un encierro. Y sabemos que eso tiene graves consecuencias psicológicas en los niños y adolescentes”.

(Con información de BBC Mundo)

Comentarios

Suscríbete a nuestro canal de Telegram