“No voy a enaltecer a gente que ha dañado a mi país”: Manolo Caro sobre serie de Angélica Rivera

El cineasta mexicano Manolo Caro dijo que no realizará una serie sobre la ex Primera Dama, Angélica Rivera, porque está “en completo desacuerdo en enaltecer personas que, como ella, han dañado profundamente a mi país”.

México.- La declaraciones del famoso director de la serie La casa de las Flores son a partir de un texto, “Angélica Rivera: adiós al glamour del poder”, publicado por la revista Proceso y firmado por el periodista Jenaro Villamil. Allí se menciona la posibilidad de que Caro fuera productor de una serie basada en la biografía de la ex Primera Dama. Villamil cita versiones de Netflix, la empresa estadounidense de entretenimiento por streaming fundada en el año 1997.

A través de un comunicado, Manolo Caro afirmó que esta información es falsa. No ha tenido ningún tipo de conversación con Rivera, dijo.

“No es de mi interés llevar su vida a una serie de televisión, película u obra de teatro. Esta información perjudica mi imagen pública ya que yo estoy en completo desacuerdo en enaltecer personas que, como ella, han dañado profundamente a mi país”, destacó el cineasta.

En “Adiós al glamour del poder”, Jenaro Villamil destaca que la actriz está buscando un guión para “restaurar su dañada imagen tras el derrumbe del simulacro de romance y matrimonio con el expresidente”. El periodista explica que “La Gaviota” –como también se le llama– pretende “escribir” un libro para contar su experiencia al lado de Peña Nieto. Esa información había sido dada a conocer en septiembre de este año por Gustavo Adolfo Infante en su programa de espectáculos en Imagen Televisión.

Como Primera Dama, Angélica Rivera estuvo siempre en el centro de la polémica. Fue protagonista principal del escándalo de presunta corrupción conocido como “casa blanca”, una investigación realizada por Rafael Cabrera, Daniel Lizárraga, Irving Huerta y Sebastián Barragán, de Aristegui Noticias.

La residencia tenía un valor de 86 millones de pesos en 2014 y era propiedad de Ingeniería Inmobiliaria del Centro, una empresa que perteneciente a Grupo Higa, empresa ampliamente beneficiada con contratos por los gobiernos de Enrique Peña Nieto tanto en el Estado de México como a nivel federal.

Cuando la notica se dio a conocer, la entonces Primera Dama tuvo que salir a dar la cara a medios de comunicación en noviembre de 201. Afirmó que ella adquirió el inmueble gracias a “su trabajo como actriz de Televisa”.

“Ante acusaciones que han puesto en duda mi honorabilidad, quiero decirles que no tengo nada que esconder; que he trabajado toda mi vida y que gracias a eso soy una mejor independiente y he sido capaz de construir un patrimonio con honestidad y mi trabajo”. Dijo que vendería la propiedad.

Rivera fue la portada de innumerables revistas de frivolidades junto con sus hijas. Los lujos, en un país con la mitad de su población en pobreza según cifras de Conapred, eran protagonistas de las publicaciones.

A pesar de las críticas, Angélica Rivera siguió apareciendo en portadas de revistas y realizando viajes escoltada por elementos del Estado Mayor Presidencial.

Con Información de Sin Embargo

Comentarios

Comentarios