¿Por qué y para qué escribimos?

Se va usted a sorprender y quizá a escandalizar, lo lógico y esperado es que se escriba para agradar a los lectores, reitero, es posible que mi aseveración le parezca egoísta, en mi caso (y creo que en el de muchos), escribo para mi mismo, me divierte hacerlo, me apasiona, me llena. Algunas personas me imaginan muy serio escribiendo mi artículo semanal, no es así, y en mi perfil lo manifiesto, la escritura es una actividad lúdica (juego). No intento adoctrinar a nadie, menos tratar de influir en sus visiones cosmogónicas, posicionamientos políticos o religiosos, esos, están condicionados por preferencias, experiencias, logros y derrotas, nivel de educación, nivel de evolución, ilusiones y desengaños muy personales y propios de cada quien
En alguna ocasión le preguntaron a Garcilaso de la Vega (escritor de principios del siglo XIV) quien era, respondió, “Soy yo y mis circunstancias”, por ello estimado lector, lo invito a pensar por si mismo, no acepte influencias de nadie, no todos tenemos las mismas vivencias. En la década de los tardíos 70’s (1978), se filmó la película, “Los niños del Brasil”, donde se cuenta que admiradores trasnochados de Adolfo Hitler, capitaneados por el tenebroso Dr. Mengele (se supone que muchos nazis se refugiaron en Sud América), intentaron en su locura, producir nuevos hitlers, en base a asemejar las condiciones en que vivió (la muerte de su madre a temprana edad, entre otras cosas) y con ello moldear su carácter y personalidad, el experimento falló como era de esperarse, como un lugar común se dice que, “El ser humano es único e irrepetible”
Volviendo al tema, de manera respetuosa le sugiero no creer a pie juntillas en lo que diga tal o cual escritor o periodista, no es sano, no le conviene. Otra de las motivaciones de un escritor (escribidor dice Vargas Llosa), es desahogar el cúmulo de lecturas asimiladas, y por qué no, un legítimo sentimiento de trascendencia, dejar huella, al menos editorial, de su paso por la vida. Con respecto a la dupla lecto-escritura, he de mencionar que esta es indivisible, quien pretenda escribir, necesita invariablemente tener el gusto por la lectura, todo escritor es, o debe ser lector ávido, eso le da bagaje, contenido
Algunas personas me han pedido que les de tips de como escribir, porque quieren hacerlo como yo, les respondo, primeramente escriba como usted, no como yo, segundo, lea mucho, ahí obtendrá estilo y temas de sobra y además de todo, dele un toque personal a lo que escriba, vuelque en el papel su esencia, eso le dará un aire de autenticidad e individualidad, por último, no se exija demasiado a si mismo, no pretenda que su primer escrito tenga la calidad y precisión de un Pablo Neruda, José Luis Borges, León Tolstói o un John Steinbeck, son unos grandes de la literatura universal, no intente competir con ellos
Muy importante también, es que se de permiso de equivocarse. Me comentaba un apreciado amigo de la localidad, “Me senté a escribir un texto y se me ocurrían puras pendejadas, me levanté y me dí por vencido”. Lo más seguro es que intentó ser genial desde su primer vez, además, quién le dice a ese joven que un escritor consagrado no escribió pendejadas en sus inicios (y tal vez lo siga haciendo). Bien se dice, “El médico entierra sus errores, el escritor/periodista los publica”. Me cuesta trabajo imaginar a grandes escritores, tratando de indicar un camino a sus lectores, las más importantes autores y sus obras literarias cumbres, no tienen como finalidad hacer adeptos, son historias muchas veces cotidianas, cuya sublimación lo da la escritura, la forma de contar las cosas, las más de las veces prosaicas, un buen ejemplo, lo tenemos en el guión de la multipremiada película “Roma”, donde una situación común, se torna artística. Espero haberlos interesado en el fascinante mundo de la literatura y aclarar un poco acerca de las motivaciones que nos impulsan a escribir, a veces, compulsivamente…
“Todos los escritores que conozco tienen problemas para escribir”.
Joseph Heller
“Repetir cosas ya dichas y hacer creer a la gente que las leen por primera vez. En esto consiste el arte de escribir”.
Odysséas Elytis
“Cuando me preguntan: ¿Cómo escribir? Siempre respondo: una palabra a la vez.”
Stephen King
José Cruz Pérez Rucobo

Artículos relacionados