Escándalo sexual hace temblar a famosos en Corea del Sur; ciudadanos temen corrupción en el caso

Un escándalo de prostitución y videos sexuales donde se han visto involucrados famosos han hecho a los ciudadanos coreanos alzar la voz pidiendo justicia para las víctimas y un alto a la corrupción

Un caso de corrupción involucrado a la industria del sexo y la prostitución ha cimbrado en las últimas semanas a Corea del Sur. Miembros del espectaculo han sido señalados en escándalos sexuales, lo cual ha llevado a cinco de los involucrados a retirarse de la industria del espectaculo; pero también reportes hablan de otros involucrados relacionados a las altas esferas de la política, policías y periodistas. La prostitución es ilegal en Corea del Sur y puede ser castigada con multas o hasta con cárcel.

El caso surgió al encontrarse las conversaciones en el servicio de mensajería KaKao Talk en un celular que había sido enviado a reparación. El encargado de la reparación, en vez de llevarlo a la policía, lo entregó a un órgano surcoreano de lucha contra la corrupción quienes involucraron a los medios de comunicación, donde se habló del caso por primera vez.

En el celular se encontraron dos tipos de conversaciones. En unas se compartían videos e imágenes sexuales de mujeres sin el consentimiento de ellas, una práctica conocida como “molka”. En las otras conversaciones se mantenía una red de prostitución, consiguiendo mujeres para inversionistas o gente de posiciones importantes. 

El segundo caso se encuentra involucrado a una serie de reportes sobre maltrato y abuso sexual contra mujeres en un club llamado “Burning Sun” en la glamorosa zona de Corea del Sur conocida como Gangnam, donde se encuentran importantes clubes, empresas y tiendas de marca. En diversos videos compartidos en redes sociales y posteriormente en la prensa, se ve como elementos de seguridad arrastran a mujeres a salas VIP o fuera del establecimiento sin que nadie intervenga. El club está relacionado a Seungri, miembro del famoso grupo de K-pop Big Bang.

El otro caso ha sido altamente sonado por involucrar a miembros de la industria del espectaculo, el lenguaje vulgar con el que se pronuncian y la falta de culpabilidad que demuestran mientras hablan de ello en las conversaciones.

Entre los relacionados en las conversaciones destacan Seungri y Jung Joon-young, cantante solista quien también formaba parte de un programa de variedades; Yong Jun-hyung del grupo HighlightChoi Jong Hoon, miembro de FTIsland y Lee Jong-hyun, miembro de CNBLUE.Entre los otros involucrados se encuentran Yoo In Suk, esposo de la actriz surcoreana Park Han Byul, un pariente de un miembro de un grupo femenino del kpop, un amigo de Jung Joon-young, un antiguo empleado de YG Entrtainment y un hombre al que se refieren como Sr. Kim, quien es empleado en el club “Rising Sun” del cual Seungri es consultor.

La policía interrogó el jueves a dos de los sospechosos, quienes llegaron a la estación y se disculparon frente a 100 periodistas por el escándalo.

Seungri, cuyo verdadero nombre es Lee Seung-hyun también es investigado por la policía por las acusaciones de arreglar servicios sexuales ilegales para sus inversionistas de negocios de los que negó estar involucrado.

“Una vez más inclino la cabeza y pido disculpas a la gente y otros que fueron lastimados”, dijo Seungri antes de entrar a la comisaría. “Me someteré fielmente a una investigación y responderé con sinceridad” a las preguntas de la policía.

Especial

Reportes de la policía indican que posterior a sus declaraciones ha quedado fuera de sospecha en el caso de los vídeos. Su abogado asegura que fue engañado para formar parte en las conversaciones.

Big Bang ha sido una de las bandas más exitosas del K-pop desde su debut en el 2006, atrayendo una gran masa de seguidores fieles en Asia y el resto del mundo. La revista Forbes reportó en el 2016 que la agrupación tuvo ganancias de 44 millones de dólares el año previo.

Seungri ha estado involucrado en una diversidad de negocios que incluyen una franquicia de fideos ramen y una academia de baile, y le gustaba mostrar su estilo de vida de lujo. Hace unos meses se mostraron imagenes de una fiesta que mantuvo a la que llamaron “Seung-Tsby”, como una referencia a las grandes fiestas que se daban en “El Gran Gatsby” por lo suntuosa y polémica que fue, involucrando a artistas, hijos de políticos, prostitutas y drogas.

Recientemente Channel A ha informado que Seungri y Yoo In Seok han sido acusados de fraude fiscal de la empresa que fundaron y otro caso de prostitución, esta vez ofrecían mujeres coreanas a un director de una empresa japonesa.

El cantante solista Jung Joon-young, de 29 años, se presentó en la comisaría para ser interrogado por las acusaciones de haber filmado en secreto y sin autorización encuentros sexuales que tuvo con distintas mujeres y luego compartir los videos con amigos y en grupos de chat privados. Entregó tres teléfonos relacionados y su casa fue cateada. También se le acusa de un caso de prostitución fuera del país.

“Lamento mucho haber causado preocupación a la gente y me someteré fielmente a una investigación”, dijo Jung a reporteros. “Lo siento. Lo siento”.

Jung admitió en un comunicado el miércoles que grabó los videos sin el consentimiento de las mujeres que aparecen en ellos. Se disculpó con las víctimas y con aquellos a quienes haya decepcionado y enfurecido. También dijo que se retiraba de la industria del espectáculo. 

Otro de los involucrados Yong Jun-hyung, admitió haber visto los videos tras una conversación que mantuvo con Jung Joon-young en el 2015, donde se enteró de la filmación de los mismos.

La agencia a la que pertenece, Around Us Entertainment, aseguró en un boletín que el cantante vio las imágenes ilegales e intercambió conversaciones inapropiadas en una sala de chat privada.

“Yong Jun-hyung se dio cuenta de la gravedad del problema y acudió a rendir su declaración voluntariamente”.

Manifiestan que el cantante comprende sus responsabilidad en el incidente y que no puede ser perdonado, por lo que renunció a su grupo también. 

Choi Jong Hoon también anuncio que deja su agrupación FTIsland y se retira de la industria del espectaculo. El 14 de marzo, la agencia FNC Entrtainment lo anunció tras el involucramiento del artista en el caso.

El cantante Lee Jong-hyun, miembro de CN BLUE confesó hoy estár implicado en el caso y pidió disculpas a sus seguidores por su comportamiento “inmoral”.

Lee fue señalado como otro de los integrantes de ese chat grupal y su agencia ha enviado un boletín de prensa sobre el asunto después de que los medios surcoreanos publicaran capturas de los mensajes de texto del cantante.

“Si tuviese un sentido correcto de la sexualidad, no debería haberse mostrado indiferente ante los vídeos”, señala el comunicado de su agencia, FNC Entertainment, que también pidió disculpas “por lo inmoral” de las conversaciones. 

Por el momento, Lee continúa formando parte de la banda CNBLUE, aunque todos sus posts publicados en los perfiles oficiales del grupo en las redes sociales han sido retirados.

A Yoo In Suk, influyente CEO y compañero de negocios de Seungri, se le investiga por corrupción y contratar los servicios de un policía para cubrir un accidente relacionado a conducir en ebriedad. Renunció a su compañía Yuri Holdings y se encuentra siendo investigado por la policía por haber contratado servicios de prostitución.

El señor “Kim”, empleado de “Burning Sun” es acusado de filmar la mayor parte de los videos y se encuentra dando declaraciones. 

Las cadenas de noticias que reportan el caso, se han concentrado en el caso con diferentes acercamientos. En la cadena SBS News, la reportera Kang Kyung-Yoon, ha ido revelando cada día a uno de los diferentes involucrados en el caso de la distribución de vídeos sexuales entre celebridades. Mientras Oh Hyuk-Jin de KS Daily, le ha dado un ángulo político y concentrandose en los casos de prostitución y relacionandolo con el club en Gangnam.

Jang Ja-Yeon / Internet / Especial

UNA INVESTIGACIÓN DE HACE DIEZ AÑOS
Los escándalos han sacado a la luz casos un lado oscuro de la floreciente y competitiva industria surcoreana del espectáculo. 

Las canciones de pop, dramas televisivos y películas surcoreanas son enormemente populares en Asia y más allá, pero reportes indican que artistas y entrenadoras mujeres han sido obligadas a proporcionar servicios sexuales a individuos poderosos.

El caso más sonado puede remontarse a hace 10 años, con el suicidio de la actriz Jang Ja-Yeon, la cual dejo una nota de suicidio de siete páginas donde acusó a su agencia y manager de haberla maltratado fisicamente y obligado a acudir a fiestas y mantener relaciones sexuales con al menos 30 personas diferentes de la industria del espectaculo y empresarios. La actriz también indicó que fue forzada a consumir alcohol y otras sustancias.

La policía surcoreana suprimió la lista completa y dijeron que no podían contarla como “evidencia”, pues había surgido después. Los usuarios de internet posteriormente descubrieron una lista parcial de las 31 personas involucradas, incluyendo a Bang Sang Hoon, CEO del diario Chosun Ilbo; al vice-presidente de Sports Chosun, Bang Myung-Hoon; al director de publicidad de JoongAng Ilbo, Lee Jae Young; al presidente de Kolon, Lee Woong Ryeol; al presidente de Lotte, Shin Kyuk Ho; al ex productor de KBS y CEO de Oliva 9, Go Dae Hwa; al productor de Geumji Ok de KBS, Jun Chang Geun; al productor de la KBS, MBC, SBS, Jung Seho; al productor para KBS de Boys Over Flowers, Jun Gi-sang; y al productor musical de Playful Kiss, Boys Over Flowers, l Perfect Couple y Goong, Song Byung Joon. Chosun Ilbo posteriormente emitió un comunicado diciendo que no era su actual CEO, Bang Sang Hoon, sino su ex CEO, cuyo nombre no ha sido revelado.

El ex manager de la agencia de Jang, Kim Sung-hoon, fue detenido en Tokio, Japón, en junio de 2009. La policía surcoreana pidió su extradición por orden judicial relativa a la muerte de Jang. Kim en el momento de su detención declaró que había “cometido un crimen en Corea y se quedo más tiempo en Japón para evitar ser arrestado”. 

Veinte figuras fueron investigadas por la policía, resultando en solo siete procesamientos.El exmanager fue condenado a un año de cárcel, dos años de libertad condicional y 160 horas de servicio a la comunidad. La policía concluyo que había sido un suicidio y cerraron el caso.

Recientemente, ciudadanos coreanos han comenzado una petición para reabrir el caso y Yoon Ji Oh, una ex colega de la actriz Jang Ja Yeon, recientemente participó en una entrevista como testigo en la Oficina del Fiscal Supremo.

La actriz reveló que está alojada en un lugar proporcionado por el Ministerio de Igualdad de Género y Familia y asegura haber visto a Jang Ja Yeon preparar los documentos antes de su muerte. También fue testigo en el caso hace diez años.

La mujer publicó hace unos días en su Instagram una carta relacionada al caso, donde habla de como “todos los delitos deben ser investigados sin importar qué”.

“...No tuve más remedio que tomar valor. A través de una persona, será difícil para la sociedad cambiar en un instante, pero como una semilla de diente de león, espero que ayude para que el cambio pueda surgir en la sociedad solo un poco.”

“Actualmente la situación es un poco diferente [comparado con el pasado]. Para aquellos que están preocupados por mi seguridad, me estoy reportando una vez al día y también trato de tener transmisiones cortas en vivo. Espero compartir algunas buenas noticias en el futuro”.

Como dato, en 2013, una película surcoreana llamada Norigae fue inspirada por las circunstancias que rodeaban la muerte de la actriz.

Especial

EL CASO DEL QUE NADIE HABLA

El escándalo ha puesto sombra a un importante caso donde se acusa de maltrato y secuestro a Bang Yong-hoon, presidente del importante hotel Koreana y su hermano Bang Sanghoon, jefe ejecutivo del periódico Chosun Ilbo. Bang Yong-hoon fue reportado en la supuesta lista de los acusados por Jang Ja-Yeon, pero la compañía negó que se tratará de él y alegaron había sido el CEO previo.

Hace unos dias, el canal MBC llevó en sus noticias un reportaje sobre la familia de Bang. Se acusó al hombre y a sus hijos de encerrar a su esposa por cuatro meses en el sotano, dandole con poca comida y agrediendola. Se reportó que la mujer había cometido suicidio y dejó una carta describiendo el abuso del cual había sido víctima.

En redes sociales, se acusa al hermano de Bang, de tratar de “enterrar” los casos donde se involucra al CEO.

Con información de AP, EFE, Soompi y agencias.

Internet

Comentarios

Comentarios