Motín en la guardería

El cuento que hoy presento, lo inspiró una inteligente pequeñita (sobrina/nieta) que llegó a vivir con nosotros procedente de Delicias Chih. La historia por inverosímil es ficticia, la escribí hace cuatro años y medio, la niña tiene actualmente siete años. Es extraño que una niña de dos años y medio haya sido la protagonista a tan corta edad.
Como anécdota adicional, en cierta ocasión que fuimos a una presentación de La Sinfónica Municipal donde participaba mi hija más pequeña a la sazón de once años, le comenté al director de la orquesta que me gustaría que mi sobrinita pudiera tocar en la sinfónica, sólo que ella con la independencia que la caracteriza, no acataría ninguna orden y que empezaría a tocar cuando le viniera en gana, me contestó, “Deja crear una pieza musical de las llamadas caóticas, ahí bien puede encuadrar la niña”, nunca se llevó a cabo ese esquizofrénico plan.
                                                                “Motín en la guardería”
¡A lo que hemos llegado! En una guardería local se suscitó un violento zafarrancho, la conocida líder infantil (no se puede publicar su nombre debido a su minoría de edad “Dos años y medio” pero es ampliamente conocida como La Pawa), ella misma así se presentaba al no poder pronunciar su bonito nombre de María Paula
Protagonizó una violenta toma de las instalaciones. La Directora y personal de la institución fueron maniatados, amordazados y tomados como rehenes de los bebés amotinados. La negociación de las autoridades locales con La Pawa y sus huestes, se tornó ríspida además de muy difícil, debido a que ambos grupos (amotinados y policía) no disponían de un vocabulario superior a las 50 palabras
En un escueto pliego petitorio, la bebé repetía frenéticamente, ¡buche! ¡Buche! ¡Buche! Desconcertados los negociadores solicitaron el apoyo de neurolingüistas pediatras, para poder comprender a cabalidad sus reclamos y exigencias. Los científicos pese a sus muchos años de estudio, nada más no dieron pie con bola, al momento de descifrar el enigmático “Buche”, algunos con mente esotérica pensaron que se trataba de un mensaje cifrado o en clave de, seguramente inteligencias superiores. La sarta de fantásticas suposiciones terminó, cuando interrogaron a la atribulada progenitora y pudo aclarar que, buche = a dulce., la niña es imperiosa y no era la primera vez que hacía tropelías para lograr sus propósitos y pronto cumplimiento de sus deseos
El asunto tenía características de motín, debido al sometimiento de rehenes se tornó grave. La fuerza policial local así como la policía ministerial investigadora, se declararon incompetentes, al carecer de un cuerpo especializado “S.W.A.T” para tamaña contingencia. Se requirió el apoyo del ejército, no se llamó a la marina porque el destacamento más próximo se halla en Puerto San Luis (chiste local, Chihuahua no tiene acceso al mar, un puerto es una entrada entre los cerros)
Los efectivos castrenses en una temeraria acción, recuperaron el control de la instalación infantil y rescataron a los rehenes en una acción digna de Hollywood. El operativo marcó un hito en acciones de ese tipo, siendo comparado con la liberación de rehenes norteamericanos en Teherán en la década de los 80’s, ordenado por el intrépido Jimmy Carter. Fue de esas acciones llamadas quirúrgicas por la precisión, limpieza y ausencia de daños colaterales, algunos infantes perdieron algunas piezas dentales, sólo que afortunadamente eran de las llamadas “De leche”. Fueron los mílites como los dermatólogos, ¡al grano!
Las escuelas primarias públicas y privadas, están en alerta máxima por la posibilidad de que La Pawa decida cursar su educación elemental en sus planteles. Algunos de ellos ofrecen otorgarle su diploma con mención honorífica, a condición de no ser los escogidos, otros, más timoratos le prometen una plaza de maestra y sobornos diversos. Consecuencias adicionales, el personal secuestrado está bajo tratamiento médico (psiquiátrico) por las secuelas de esa violenta jornada.
La madre, cumple una condena de varios años para cubrir los millonarios destrozos ocasionados, se le acusa de omisión de cuidados. La pena la compurga en conocido penal femenil llamado, Capadocia. La tía abuela requiere fuertes dosis de Valium, Passiflorine y Dalai para tratar de superar el episodio. El único ganador con ese incidente fue el tío abuelo, mismo que después de “No dar golpe en la vida”, se le ocurrió escribir la historia en forma de guión cinematográfico, vendiéndoselo a un ilustre desconocido del ambiente fílmico, creo que se apellida Cuarón o Iñárritu, el público ya exige la segunda y por qué no, la tercera parte.
Deseo que usted amable lector se dé cuenta de un dato escalofriante, los nombres de La Pawa (heroína de esta historia), Pancho López (aquel que era chiquito pero matón y que a los 5 años papá resultó) y El Ponchis (peligroso niño sicario). Todos ellos su nombre empieza con la letra “P”, ¿Querrá decir algo? ¿Es un mensaje subliminal? ¿Son… los tiempos finales?
Libro recomendado de la semana
Hoy corresponde a, “La isla de la pasión”, de la Escritora colombiana Laura Restrepo. Esta brillante novela está basada en acontecimientos reales, relata una extraña historia de supervivencia y la determinación de una mujer para sobreponerse a un destino aterrador. La isla en cuestión es la isla Clipperton ubicada a 900 kms de Acapulco en el océano pacífico rumbo a las Filipinas, misma que por muchos años perteneció a nuestro país y que desde 1931 merced a un laudo internacional, pasó a ser territorio de Francia. Hasta ese remoto lugar, fue comisionado el Capitán de la armada mexicana acompañado de su adolescente esposa para hacerse cargo como gobernador de la isla, su tropa consistía en diez hombres y sus familias y alimento para tres meses, lapso sólo pocas veces cumplido, cuando se dio el movimiento revolucionario en México, fueron abandonados a su suerte. Hay que destacar que la isla está rodeada de filosos arrecifes que hacen peligrosa la llegada de embarcaciones y que es tierra infértil y agreste. En esas condiciones, la vida es un martirio. La novela es una combinación de investigación periodística y obra literaria. Una gran novela, lo invito cordialmente a leerla.
“El mejor medio para hacer buenos a los niños es hacerlos felices”
Oscar Wilde
“Si quieres trabajadores creativos dales tiempo suficiente para jugar”
John Cleese
“Pasamos el primer año de la vida de un niño enseñándole a caminar y a hablar, y el resto de su vida a guardar silencio y sentarse. Algo no funciona bien”
Neil Degrasse Tyson
 
José Cruz Pérez Rucobo

Comentarios

Comentarios

Artículos relacionados