Es ‘una vergüenza’, dice AMLO sobre recomendación de CNDH por estancias infantiles

El Presidente aseguró que el gobierno federal no aceptó la recomendación porque va en contra de los derechos humanos y es «el mundo al revés»

El presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que el gobierno federal no aceptó la recomendación emitida por la CNDH respecto a las estancias infantiles porque “es una vergüenza” y “es el mundo al revés”, ya que va en contra de los derechos humanos.

“Era inaceptable, inaceptable y es hasta una vergüenza que la Comisión Nacional de Derechos Humanos haya emitido esa recomendación”, advirtió el mandatario.

El 10 de junio, Derechos Humanos emitió una recomendación a los titulares de las secretarías de Bienestar y Hacienda, así como de laComisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) y del DIF Nacional, por considerar que el nuevo modelo de entrega de apoyos directos, que sustituyen los recursos que se entregaban a estancias infantiles, violan los derechos humanos de los niños y disminuyen el estándar de protección de estos.

Al cuestionarle este viernes al Presidente sobre el rechazo a la recomendación, sostuvo que no podía aceptarla si lo que pide es que se violen los derechos de los niños.

“Es como el mundo al revés. Las comisiones de derechos humanos pidiéndonos que violemos derechos humanos ¡Eso no!, eso no lo vamos a hacer; recomendaciones para que se defiendan los derechos humanos, hay que cumplirlas, pero no cumplir algo que va en contra de los derechos humanos, pero para que no nos queremos así sólo en las generalidades, conozcan la recomendación y la respuesta que estamos dando sobre este tema”, explicó.

La recomendación detalla que las nuevas medidas que contemplan una reducción del 50.15 por ciento del presupuesto que entregaba el programa anterior resulta dañino para todos los niños “Resultan agresivas tanto en lo normativo como en los resultados, trastocan la progresividad de los derechos económicos, sociales y culturales de las personas afectadas, y disminuyó la tutela de la promoción, respeto, protección y garantía de los derechos humanos de las y los agraviados”.

En el documento, la CNDH respalda a las 5 mil 340 personas que interpusieron 204 quejas pues considera que hubo “irregularidades en los censos realizados por Bienestar para la inscripción del nuevo programa, al menos 6 mil 620 personas que estaban en el programa no fueron censadas sobre todo en Veracruz, el Estado de México, Chiapas, Sonora y Puebla”.

Además de que “la Secretaría de Hacienda autorizó el destino de los recursos sin que se haya entregado un diagnóstico para la creación o modificación de programas”.

También aclara que con esto “no se pretende inhibir las medidas de austeridad y control presupuestal” pero sí se busca que los recursos “se ejerzan sin vulnerar los derechos de los implicados”.

Mientras que en un comunicado conjunto, las dependencias implicadas sostuvieron que la CNDH excedió sus facultades, “no realizó un análisis objetivo, profesional, ético y jurídico con información fidedigna para emitir la Recomendación que nos ocupa” y “se evidencia una grave falta de conocimiento sobre el ámbito de las facultades y atribuciones de las cuatro Dependencias a las que se dirigió la Recomendación 29/2019”.

Insistieron en que “no existe justificación para concluir que el Estado Mexicano incumplió con el principio de progresividad y no regresividad”, que “no se ha demostrado que entregar directamente los recursos a los beneficiarios (en lugar de hacerlo mediante un tercero) les genere un perjuicio” y que “la CNDH no justifica por qué considera que las transferencias económicas directas a las familias no resultan ser un mecanismo idóneo”. 

Con información de MILENIO

Comentarios

Comentarios

396total visits,2visits today