Le amputan brazos y piernas tras dejarse lamer por su perro

La simple caricia de su perro le transmitió una peligrosa bacteria a través de su saliva y los médicos tuvieron que amputarle brazos y piernas.

EU-.Marie Trainer no supo lo que le estaba pasando hasta que despertó del coma. Los médicos le habían tenido que amputar brazos y piernas tras dejarse lamer por su perro.

A los especialistas no les quedó otra opción, luego de que la bacteria «Capnocytophaga» ingresara a su organismo a través de un rasguño que tenía en el brazo cuando su mascota depositó un poco de su saliva sobre ella.

RushReads@RushReads

Hair stylist horrified to find her arms and legs have been AMPUTATED: Marie Trainer, 54, a hair stylist from Alliance, Ohio, fell ill the day after coming back from a vacation in the Caribbean with her husband Matthew. http://dlvr.it/R9Ttbj 

Ver imagen en Twitter
Ver los otros Tweets de RushReads

Su perro la lamió y a ella le tuvieron que amputar brazos y piernas

El germen potencialmente peligroso puso en riesgo su vida primero con náuseas y fiebre, después con gangrena. Para cuando fue conducida a un hospital, la mujer de 54 años estaba casi inconsciente. Ante tales circunstancias, explicaron los doctores en un video, se vieron forzados a inducirla al coma.

La residente de Ohio, Estados  Unidos, despertó 10 días después completamente desorientada y en shock tras notar que le habían amputado brazos y piernas. El duro golpe fue sólo el inicio, pues tuvo que ser intervenida en otras siete ocasiones, además de permanecer más de 80 días hospitalizada.

La saliva del animal le transmitió una extraña bacteria

A decir de la directora médica de enfermedades infecciosas del hospital donde se operó a la víctima, la bacteria Capnocytophaga se encuentra con frecuencia en la flora oral o en la boca de un perro, y es capaz de inducir al sistema inmunitario a hacer cosas horribles.

No todos los pacientes que la adquieren sufren las graves consecuencias que experimentó Marie Trainer, sin embargo, al transmitirse por una mordedura o el simple contacto con saliva, es virulento en exceso. Por esta razón tanto la paciente como la médico han advertido sobre los gérmenes que habitan en las mascotas y las infecciones que de ellos se derivan.

Con información de Agencia

Comentarios

Comentarios