El Insabi será gratuito a partir de diciembre

La atención médica de alto nivel en los institutos de investigación deberá de ser gratuita a más tardar el primero de diciembre de este año, pese a la resistencia que hasta el momento hay entre los directivos de esas instituciones, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Cero cuota. El primero de diciembre de este año va a estar funcionando el sistema de salud pública con normalidad, con servicio de calidad, atención médica, medicamentos gratuitos, va a estar funcionando y ese es el propósito, como lo servicios de salud que hay en otras partes del mundo, como en Dinamarca, Canadá, en Reino Unido, es un desafío”, dijo.

Para prestar el servicio la Ley de Institutos vigente obliga a los institutos a aplicar estudios socioeconómicos a los pacientes para determinar el monto de las cuotas de recuperación que deberán pagar.

“Ellos obtienen cerca de 4 mil millones de pesos en conjunto por las cuotas, se va a garantizar eso, nada más que nos tenemos que poner de acuerdo en el anejo de la administración para poner orden”, puntualizó López Obrador.

También negó que sea su objetivo despedir al personal del desaparecido Seguro Popular y aclaró que hay ajustes porque el sector salud tenía más empleados administrativos que médicos y enfermeras.

“La proporción de trabajadores administrativos en el sector salud estaba muy desbalanceada en proporción a los médicos y enfermeras”, comentó en su conferencia de prensa matutina, al señalar que era de 30 por ciento, cuando lo óptimo es tener apenas 6.5.

Detalló que solo para atender las solicitudes de afiliación del desaparecido Seguro Popular, se tenía en la base de datos a 6 mil 500 trabajadores.

“Era mucha la carga administrativa, estaba muy desbalanceado. Necesitamos médicos, necesitamos enfermeras y había muchos, miles de afiliadores del llamado Seguro Popular”, señaló.

La mañana de ayer, trabajadores del sector se manifestaron afuera del Palacio Nacional para exigir al presidente López Obrador plazas en el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

También pidieron ser atendidos por Juan Antonio Ferrer, director del Insabi, quien acompañó al mandatario federal en su conferencia matutina.

No obstante, el jefe del Ejecutivo rechazó que se estén aplicando despidos de trabajadores de atrora Seguro Popular y afirmó que se están buscando opciones para brindarles empleo.

“No han sido despedidos los trabajadores, lo que sucedía es de que en medio del caos del manejo del sector salud eran mucho más los trabajadores administrativos que los médicos y que las enfermeras.

“Ya no hace falta afiliar, afiliadores, porque todos los ciudadanos tienen el derecho a ir a un centro de salud, a un hospital. Vamos a procurar no despedir a nadie, ver qué tareas pueden llevar a cabo en el nuevo plan y desde luego había muchas irregularidades, estamos poniendo orden, pero no es el objetivo despedir gente”, aclaró.

Los extrabajadores que se manifestaron en Palacio Nacional han amagado con el bloqueo de vialidades, incluso el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México si no son atendidas sus demandas.

De igual manera señaló que los estados que decidan no adherirse al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) seguirán teniendo recursos para la atención del sector.

Dijo que los 19 estados que aún no se inscriben al programa tendrán hasta fin de mes para hacerlo.

“Es voluntario, es libre, tienen 15 días para que decidan si se adhieren o van o no a participar en el plan. No hay ningún problema, se les van a transferir sus fondos y ellos se hacen cargo de la atención médica y los servicios de salud si no se adhieren”, comentó en su conferencia de prensa matutina.

López Obrador reiteró que en los lugares donde el Insabi opere se tendrán garantizados los servicios de salud y medicamentos de manera gratuita. El Insabi, que ya opera en 13 estados, tiene como meta atender a 69 millones que no cuentan con seguridad social, recordó.

Se prevé que en una primera etapa de funcionamiento sean basíficados seis mil trabajadores y que a fin de sexenio sean 87 mil los empleados beneficiados.

Los gobernadores “tienen todo el derecho para contar con la información suficiente, no hay prisa, desde luego nosotros ya con los que se han adherido ya estamos trabajando”, expuso el mandatario.

Cuestionado sobre el rechazo que gobernadores del Partido Acción Nacional han manifestado al Insabi, López Obrador dijo que lleva una buena relación con ellos y que están en su derecho de manifestar su posición en contra.

Por último reveló que 300 hospitales están abandonados en el país, ya sea porque no los concluyeron o porque no les dotaron del personal necesario para operarlos.

“Hay 300 hospitales abandonados, a veces se terminaban, pero no había presupuesto para equiparlos, ni para operarlos con médicos, con medicamentos. Y un hospital en términos generales significa que en la obra se requieren 500 millones, otros 500 para operar por año”, explicó.

Comentarios

Comentarios