Amaba a México y México me la quitó: padre de estudiante asesinada en Puebla

Puebla.- «Mi hija decía ‘papi, es que yo amo a México’, y México me la quitó», fue lo que dijo entre lágrimas Jorge Enrique Quijano, padre de Ximena, una de los tres estudiantes de medicina asesinados en Puebla.

En una rueda de prensa, los padres de dos de los estudiantes asesinados, Ximena y José Antonio, quienes eran originarios de Colombia y se encontraban de movilidad en la UPAEP, recordaron a sus hijos y pidieron al pueblo mexicano exigir justicia.

No hay palabras, ya he llorado mucho y lo que me falta. Pedimos justicia (…) que nos unamos todos, que le gritemos al mundo, a las autoridades, a la ley», expresó el padre de Ximena.

El hombre destacó que tanto su hija como sus compañeros asesinados ayudaron a salvar vidas en este país, atendiendo incluso a delincuentes, debido a que como médicos internistas tenían que atender a cualquier persona que llegara al hospital.

Salvaron vidas, nos contaban todo lo que hacían a diario, salvaron vidas de delincuentes también, porque resulta que los médicos de un hospital tienen que atender a cualquier persona», señaló.

Recordó que su hija, quien tenía 25 años, estaba enamorada de México y deseaba estudiar su especialidad en este país, el cual terminó por arrancarla de su lado.

Ella quería seguir estudiando acá en México, ella quería hacer su especialidad acá en Puebla. Me decía ‘papi, es que yo amo a México’, y México me la quitó».

Por su parte, Angélica Cerpa, madre de José Antonio, de 22 años, agradeció a los medios de comunicación, las autoridades y la ciudadanía por todo el apoyo brindado.

Esto de verdad podría ser el inicio de un cambio en este país, y si tocó sacrificar la vida de dos personas que uno dice ‘qué tienen que ver con México’, bueno, no sabemos por qué Dios hace sus cosas», expresó.

Los cuerpos sin vida de Ximena, José Antonio, Javier y Josué Manuel -el conductor del Uber en que viajaban- fueron encontrados el pasado 24 de febrero en un paraje de Santa Ana Xalmimilulco con golpes e impactos de bala.

Los tres estudiantes habían asistido la noche anterior al Carnaval de Huejotzingo, tras lo cual tomaron un Uber para regresar a la capital poblana, donde cursaban la universidad.

Hasta el momento las autoridades han detenido a tres personas por su presunta relación con los hechos. También encontraron el vehículo y pertenencias de las víctimas en tres domicilios cateados en Xalmimilulco.

Con información de Debate

Comentarios

Comentarios