-Cayó el “Vulgar Ladrón” -Corral celebra detención -Y comienzan las conjeturas

Vía Libre

Y Corral puede dejar de poner de cabeza a todos los santos…

Por fin, autoridades estadounidenses detuvieron al mayor dolor de cabeza y su único posible logro como Gobernador del Estado de Chihuahua. Nada más y nada menos que…César Duarte.

¿Le sorprendió? A muchos sorprendió.

Ahora sí, que todos los implicados se pongan a temblar o en una de esas también a reírse, porque después de tantos años a un arreglo se pudo haber llegado para lograr su detención… Ps cómo así tan fácil, han de decir algunos.

Lo que llama la atención es que fue precisamente durante la visita de Amlo a la Casa Blanca…Mmm. De inmediato, se comenzaron a colgar las medallas varios morenistas felicitando al mandatario de la nación, sin embargo, la FGR no lo hizo  así en su comunicado oficial.

Entonces, en lugar de gira presidencial se podría llamar “Vine por la chachalaca de Duarte para llevármelo de regreso, le dije que se detuviera con mi amuleto, hablamos y ya le dije que le daré amnistía”, o cosas así, con aquello de que a Amlo le da por perdonar a todo mundo, pues uno ya se crea su historia con el “detente”.

En fin… Con la detención de César Duarte muchos, pero muchos, deberán tener miedo de lo que pueda decir o pueda hacer ¿Qué irá a pasar?

– – –

Y como era de esperarse, salió Javier Corral con bongo y platillo, bailando al son del Guasón frente a las cámaras de las redes sociales y medios de comunicación para gritar a los 4 vientos: ¡Por fin! ¡Lo hice!, bueno, ¡Lo hicimos Chihuahua! ¡Cumplí con mi promesa de campaña! ¡Olviden que soy un inútil y que de obras y buenas acciones para Chihuahua no he hecho nada!

Y afirmó que éste golpe es en contra de la impunidad, contra el mal gobierno que le brindó protección a Duarte por años y años. Al menos no se puede quejar, el COVID-19 y la cuarentena extranjera ayudó a que no se les fuera.

Pero no crean que Duarte y su gente se quedará así, pues si lo que tiene Duarte es dinero, es de los chihuahuenses pero lo tiene… Dicen que trae con qué pagarle a tantos abogados como quiera para que detengan su extradición a tierras mexicanas.

Aunque los pocos duartistas que se animan a asomar la cabeza aseguren que ya no tenía ni para una chela, que por eso se le acabó la forma de negociar con los gringos. Habrá que verse.

– – –

Y comienzan las conjeturas…

De verdad ¿Duarte le tendrá miedo a los inútiles de la Fiscalía del Estado, o le tendrá miedo a uno que otro loco que ande por ahí, temeroso de que lo meta en el fango que puede salpicar a muchos? Son sólo preguntas, de esas que vendrán a partir de ahora.

En realidad no se sabe. Pero las piernas le tiemblan a muchos y no nada más a él.

¿Qué seguirá en la novela “Justicia Para Chihuahua”? ¿Enfrentarán a Marcelo González Tachiquín y a César Duarte? ¿a Alejandro Villareal y Duarte? ¿Saldrán todos o jugarán al sálvese quien pueda? ¿Lo estarán esperando algunos de los que en su administración fueron a parar a San Guillermo INN? Son preguntas que van a dar muchos, pero muchos cafés de grillos y grillas.

Comentarios

Comentarios