Exige Congreso la aplicación correcta del presupuesto asignado al desarrollo de los pueblos y comunidades indígenas

La Sexagésima Sexta Legislatura de Chihuahua, aprobó de manera urgente la iniciativa presentada por la diputada de Movimiento Ciudadano, Rocio Sarmiento, en la cual se exhortó al Delegado de la Secretaría de Bienestar del Gobierno Federal en esta entidad, para que, sea aplicado de manera inmediata, el restante del presupuesto asignado a Chihuahua en los programas federales destinados al desarrollo integral de los pueblos y comunidades indígenas.
Asimismo, se requirió que en el caso del presupuesto no ejercido durante los trimestres anteriores a septiembre-diciembre, sea también aplicado a la brevedad, con la finalidad de atender las necesidades de los pueblos originarios en el Estado de Chihuahua.
De la misma manera, se hizo el llamado para que gestione ante las instancias competentes de la administración pública federal, recursos extraordinarios para ser destinados al mismo propósito, que se garantice la solución de los requerimientos esenciales de trabajo y alimentos que manifiestan los habitantes de los pueblos indígenas.
El llamado se hizo extensivo al Ejecutivo Federal, a fin de que del presupuesto proyectado para el año 2021, en el Anexo 10, el cual contempla las Erogaciones para el Desarrollo Integral de los Pueblos y Comunidades Indígenas, y que considera una cantidad cercana a los 29 mil millones de pesos en diversos ramos, destine para Chihuahua un porcentaje dos veces mayor al asignado en 2020, con el objetivo de resolver la difícil situación que vive la población indígena de la Entidad, ante el alto grado de marginación y pobreza que sin duda se acentuará, como consecuencia de la falta de fuentes de empleo, de la nula producción agrícola, y del deterioro forestal de la Sierra chihuahuense.
Dentro de la exposición, la Legisladora agregó que un grupo de aproximadamente 200 indígenas rarámuris provenientes de la región de Bocoyna, emprendieron la denominada Marcha del Trabajo desde el poblado de Creel, en la Sierra Tarahumara, hacia la capital del Estado para exigir alternativas de empleo.
“Una de las razones principales entonces expuestas por los pobladores de las comunidades indígenas, y que no es exclusivo de ellos ahora, es que la sequía prolongada en todo el Estado, que afecta de manera especial a la sierra de Chihuahua, impacta directamente a la agricultura de autoconsumo debido a la imposibilidad de almacenar el agua; por esa razón y ante la experiencia histórica de que los apoyos con paquetes de alimento son efímeros e insuficientes, solicitaron desde entonces que se les incluya en programas federales de empleo temporal o autoempleo como los que se aplican en comunidades indígenas del sur del país, entrega de ganado y fertilizantes, así como apoyos para construcción de vivienda”, continuó.
Es por lo antes mencionado, que se hizo un llamado enérgico a las instancias federales, para que se dé atención al problema señalado y externado por integrantes de los pueblos y comunidades indígenas del Estado de Chihuahua.

Comentarios

Comentarios