El PAN contra Maru Campos

Por Norberto Emmerich

En noviembre Maru Campos señaló que el gobernador ha utilizado a funcionarios de la administración estatal con el afán de perseguir, hostigar y fabricar un caso que la vincule con supuestos actos de corrupción. Corral por su parte indicó que no ve nada objetable en la conducta de sus funcionarios.

El 18 de diciembre pasado Gustavo Madero denunció a Maru Campos ante el Instituto Electoral del Estado – IEE por posibles actos anticipados de precampaña o campaña. El IEE declaró improcedente la queja y Madero se dirigió al Tribunal Estatal Electoral, quien deberá resolver.

Más recientemente, la Subsecretaria de Educación Media Superior y Superior, Liliana Rojero Luévano, utilizó los expedientes de la Fiscalía como argumento para buscar apoyo para la campaña interna entre los militantes panistas. Le dijo a una militante que “la investigación de la FGE ya concluyó, y el juez va decidir si (Maru Campos) es culpable o no”.

El mismo presidente López Obrador en su conferencia mañanera llamó a Corral a jugar limpio y dejar las decisiones electorales a la ciudadanía, respaldando al senador Cruz Pérez Cuellar y a Maru Campos Galván, ambos perseguidos políticos del gobernador. Para acentuar más el apoyo, mencionó que a menudo le hacen referencia a las denuncias contra Gustavo Madero por el desvío de recursos públicos, en las que también está implicado Javier Corral.

Mientras tanto Maru Campos declaró en Delicias que “ya basta de confrontaciones, ya basta de señalamientos, ya basta de historias, ya basta de habladurías que sólo nos dividen y nos fragmentan, sólo juntos podemos frenar al presidencialismo y al centralismo”.

A pocas horas del insólito boicot a la reunión virtual de mujeres del PAN que apoyan a Maru, el cual incluyó insultos y el desnudo de uno de los jóvenes asistentes, el inicio de año no comenzó diferente para el PAN chihuahuense. Al parecer el ataque “no vino de afuera”, según indicó la propia precandidata, dando cuenta de la degradación a que puede llegar la ofensiva en su contra. El resto de los dirigentes políticos miran con asombro y cierta complacencia la carnicería panista, que beneficia a todos menos a Madero.

En Cuauhtémoc, Riva Palacio, Delicias, Parral, Santa Isabel y más municipios del interior del estado grande las simpatías panistas por Maru Campos siguen manifestándose abiertamente, por no hablar del predominio alcanzado en la ciudad capital. El 3 de enero inauguró su desafiante campaña en Ciudad Juárez, mientras Madero se refugiaba con más tranquilidad en la capital.

El tiempo sigue su marcha impiadosamente y en dos semanas, el próximo domingo 24 de enero, los militantes dirán a quién prefieren para la gubernatura, si a Gustavo Madero o a Maru Campos. La democracia necesita también de un cierto grado de sensatez y autocontrol de sus dirigentes, un insumo escaso en los tiempos que corren, más cercanos al afán persecutorio que a la tolerancia.

Que gane el mejor decían en mi escuela, o la mejor…

 

 

 

 

 

Comentarios

Comentarios