Los nocivos extremismos

Leyendo un interesante documento de la escritora francesa Claude Benoit titulado, “El silencio de la mayoría pacífica ante los fanáticos” donde Claude nos da cuenta que en la Alemania de los años 30’s los nazis era una porción minoritaria, que la mayoría eran ciudadanos pacíficos que fueron empujados por los radicales a enfrascarse en la cruenta e inhumana 2da Guerra Mundial con los devastadores resultados ya conocidos. Así mismo pasó con la Unión Soviética de los años 20’s un pequeño grupo de fanáticos era comunista, pero ante la pasividad de la mayoría se adueñaron de la voluntad e impusieron su ideología. Pone muchos más ejemplos en ese tenor, no quiero pasar por alto el caso del Islam, religión respetable que ha sido pervertida por los fanáticos que realizan terribles prácticas de terrorismo en el mundo, entonces el Islam bien, no así el islamismo. La autora nos invita a reflexionar lo nocivo que es fanatizarse con alguna ideología política, mas aún cuando interviene la religión que lo vuelve explosivo cual si de nitroglicerina se tratara. En nuestro país, lástima (espero equivocarme) que el PRI esté tan alicaído, ahí no se mezcla la política con la religión, es una ideología laica, en sus Documentos Básicos lo dicen expresamente.
 
Bájenle tres rayitas al odio, se van a enfermar.– en base a una terrorífica, aunque un tanto cuanto chistosa grabación telefónica, donde algunos amigos provocaron a una dama no muy cuerda que digamos para que se expresara de mí y con ello sacara la furia que guarda en su alma. Como antecedente debo mencionar que siempre he tratado a esa pobre mujer con cortesía y consideración, las veces que ha visitado mi negocio para platicar de política. La he instalado lo más cómoda posible y le he preguntado, ¿le preparo un té o gusta un refresco? ¿Está bien el aire así? Mi madre me enseñó desde niño a ser un caballero. Volviendo a la llamada, se expresa de mí de una manera soez y vulgar que si no la escucho, jamás lo hubiera imaginado, me pregunto, ¿qué mecanismos de la mente hacen que una persona odie con tanta intensidad y virulencia a un semejante? ¿Las pasiones políticas animalizan a las personas? Su molestia devino por no comprender mi apoyo a la candidata (ganadora por cierto) Lic. Cynthia Marina Ceballos Delgado del PT/Morena/AN y a la vez a Maru Campos a la gubernatura por el PAN/PRD. Ya lo decía mi admirada senadora de la república Lilly Téllez en el agudo programa de entrevistas Tragaluz, “La política es un lodazal“, coincido plenamente con ello. Reservaré la identidad de la dama por decoro y caballerosidad, con sólo mencionar su profesión y que pertenece al PAN se sabría en automático su identidad. Le mandé los audios al presidente del comité municipal y se mostró consternado y avergonzado. Amigos, una vez más los invito a la mesura y la concordia, el odio y la envidia son sentimientos que degradan la condición humana, las personas no tenemos que pensar de la misma manera, respetémonos y elevemos el nivel de debate.

¿Qué es jalar la marca? Un poco de historia: cuando era yo muy joven, dejando la adolescencia, tenía la particularidad de ser muy veloz, incluso seguidor de los cómics admiraba al personaje “Flash” quien de tan rápido, hacía que los demás se percibieran en cámara lenta. Jugaba entonces básquetbol y provocaba que ante la imposibilidad de que me marcara un sólo jugador lo hacían dos de ellos dejando pues a compañeros sin marcaje, para ellos era el balón y así ganamos muchos partidos. ¿Por qué comento esto? Porque con el triunfo electoral a la presidencia municipal por parte de mi candidata Lic. Cynthia Ceballos, muchos me ponen marca personal a mí y dejan en paz a la presidente, lo cual me divierte, estoy acostumbrado a ello, los voy hacer que me sigan hasta que se mareen, la cabeza les dé vueltas, pierdan el equilibrio… y caigan vomitando. Y mientras tanto la presidente enceste, ¡simple!

 
Insólita e incluyente convocatoria a integrarse al gobierno municipal en NCG.- el lunes próximo pasado la presidente electa Lic. Cynthia Ceballos expuso ante los medios de comunicación su invitación para que la gente en general solicite mediante el envío o entrega de su Currículum Vitae o bien solicitud de trabajo. La reacción ha sido favorable al grado que le han llegado varios cientos de documentos de donde habrán de salir muchos puestos de trabajo de acuerdo a su experiencia y aptitudes. Con esto se conforma la intención y convicción de la presidente electa de poner al ciudadano al centro de todos los esfuerzos de su nuevo gobierno, a la vez demuestra que quiere verse acompañada de los mejores hombres y mujeres. Con ello da fin a la práctica del amiguismo, el influyentismo o el compadrazgo. Como es natural, no podrían ingresar todos, espero su comprensión. En ese mismo empeño, se buscará la atracción de variadas fuentes de empleo a la localidad para que nuestra economía se fortalezca, ¡ayudémosle todos a lograrlo!
¡Camine! Su salud depende de ello.- crece la membresía de mi exclusivo grupo de caminadores mañaneros (de madrugada). Requisitos: edad mínima 65 años, actitud positiva, buen carácter, deseos de vivir al máximo, que aún se tengan planes y proyectos. Los miembros fundadores de los 4X4 también llamados los “Todo terreno” somos Amanda, El Pivo, Uriel y yo. Sin embargo a partir de hoy, por méritos propios, se integran 6 miembros más, ellos son: Ernesto Beall quien debió estar desde un principio por ser quien me motivó a caminar, luego el caballeroso Benjamín Nevárez, también una amable pareja de nombre Héctor y Mela y finalmente otra pareja Chacho y Miriam. Usted señor o señora durante cuya vida el sol haya dado 65 vueltas al sol mínimamente (movimiento de traslación), ¿qué espera para activarse y vivir a plenitud? Únase a nuestro exclusivo y longevo grupo, ¡coman frutas y verduras!
“La serena razón huye de todo extremismo y anhela la prudencia moderada”
Moliére
“Cuando nuestro odio es violento, nos hunde incluso por debajo de aquellos a quienes odiamos”
François de La Rochefoucauld
“Si todo parece estar bajo control, no vas lo suficientemente rápido”
Mario Andretti
Autor: José Cruz Pérez Rucobo

Comentarios

Comentarios