Paco Calderón… la inteligencia en estado puro

Oficio del aludido: caricaturista. Medio en el que se desempeña: Reforma. Mi opinión no es de ahora, sigo su trabajo desde hace buen tiempo, sus caricaturas mayormente políticas son todo un clásico y sus entrevistas (él como entrevistado) son brillantes, propiciadas por 100,000 millones de neuronas (aprox.) bien interconectadas entre si. Este artículo es motivado por la entrevista que dio al periodista Fernando del Collado y exhibida en el programa “Tragaluz” (es la segunda vez que lo menciono en un corto lapso de tiempo). El formato del programa es, preguntas, directas, crudas, cortas y respuestas ídem, lo cual es muy desafiante para un entrevistado que no tenga agilidad mental y un acervo cultural notable. Paco Calderón se mostró: chispeante, preparado, profundo, ameno, íntegro, sin carga ideológica, desafiante, con profundas convicciones, entrón, crítico… pero sobre todo muy inteligente, cualidad que admiro desde pequeño, me atrae como la azúcar a las moscas. Para aquellos que paladeamos esa rara condición humana (inteligencia) fue todo un agasajo, un deleite. Hace unos días, comentando con un jurisconsulto de reconocida trayectoria en el campo electoral, permítaseme no mencionar su nombre completo, el Lic. A. Acosta le pregunté, ¿cómo es que personas como tú no llegan a una gubernatura, senaduría o Secretaría de Estado? Me respondió, esos puestos no están diseñados para nosotros, se requieren otro tipo de características. Pues en ese mismo saco meto a Paco Calderón, imagínenlo como presidente, ¡sería un lujo! Ahora bien, ¿saben cuándo la gente votaría por ellos? La respuesta es (con dolorosa certeza), NUNCA.
 
Futureando ¡Lilly Téllez 2024! Atrás quedaron los tiempos donde existía el divertido uso y costumbre del tapado, ¿lo recuerda? Dícese de individuos que por su cercanía con su majestad en turno podrían ser tomados en cuenta para ser presidenciables, desde Zedillo Ponce de León el gran elector (presidente en turno) parece ser el elector menor, de tal manera que el designado por el saliente en una especie de mal fario, eclipse o brujería, él o ella no llegan, más aún resulta cómicamente contraproducente llegando al extremo que ser el consentido y delfín del ocupante de la silla imperial es casi como ser besado por el mismísimo diablo. Por ello titulé este segmento como futureando y me permití nombrar a la temeraria senadora de la república Lilly Téllez para ocupar la primer magistratura, como mérito adicional es que nació en el norte (Sonora) y representa al México moderno, pujante, emprendedor. En el mismo tenor de asomarme al futuro y en mi carácter de apoyador irredento de la mujer, me entusiasma la posibilidad que una mujer dirija nuestro país, muchas cosas cambiarían para bien. Ahora que si de un varón se tratará, vería con simpatía la candidatura de un osado periodista como lo es Jorge Ramos, bastaría que enunciara la sola posibilidad para que millones de mexicanos lo apoyáramos con entusiasmo. Otro buen candidato podría ser el Lic. (en Economía y también periodista como Lilly) Carlos Loret de Mola, cualquiera de los tres mencionados, harían un espléndido papel sentados dignamente en la silla del águila y arreglaran este despapaye… al tiempo.
Antes, “El que se movía no salía en la foto”. Hoy al parecer es todo lo contrario. La frase original era atribuida al dirigente perenne de la CTM don Fidel Velázquez, quien hacía referencia y dejaba muy claro que los suspirantes por la presidencia debían de enfocar todos sus esfuerzos a congraciarse con el preciso, estaba prohibidísimo cualquier manifestación de insubordinación o madruguete. He de confesar que en la última elección me equivoqué, aseguraba que no sería Antonio Meade el candidato del PRI, me parecía que era para proteger al verdadero candidato, situación que jamás se dio, lo cual fue una pena. Meade es un hombre muy preparado, un gran economista y un hombre con una concepción moderna de como funciona el estado mexicano en los órdenes, político, social y sobre todo económico. Contrario a tiempos pasados, hoy todo mundo quiere y el 2024 puede convertirse en una sangrienta batalla campal donde la única regla es que, “No hay reglas“. Lo que si se puede adelantar es que puede resultar muy divertido debido a que verdaderos esperpentos pretenden lanzarse al ruedo, los comprendo tienen su corazoncito. Muchas personas no se dan cuenta de su real estatura política e invaden terrenos donde no están mínimamente preparados… es condición humana.
Cuba y el posible “Efecto Dominó”. Imagino que los regímenes autoritarios del mundo están temerosos que caiga (como es predecible) la dictadura cubana. Cuba con toda su insensatez político/social/económica se ha convertido en un referente mundial y ahí es donde se puede dar el efecto dominó mencionado, caerían irremediablemente como fichas de ese juego de mesa algunas dictaduras aún existentes y ojo, otras en proceso de consolidarse. Pronostico que las cosas en Cuba terminarán mal… muy mal, demasiado mal. La semana pasada les mencionaba que en México del 1910, a las primeras de cambio, Porfirio Díaz comprendió la gravedad de la situación y se peló a Europa, Díaz-Canel/ Raúl Castro deciden masacrar a la población y por medio de la fuerza de las armas hacerlos volver al redil, eso terminará en un indeseable baño de sangre… la de ellos incluida. Recuerdo la frase, “Aquel que cuando joven no fue comunista está perdido, pero aquel que de viejo sigue siendo comunista está completamente perdido“. La frase nos ilustra que esa ideología es propia de los años mozos donde se carece de experiencia, que un hombre adulto debería tener experiencia en la vida y no caer en fantasías románticas de esa naturaleza. El socialismo ha probado no funcionar en ningún lado del mundo, y no reparte equitativamente la riqueza sino la pobreza, ¡así de fácil!
Caso curioso el de EUA.- hacia adentro es una democracia consolidada y hacia afuera es un imperio insaciable. Su democracia interna puede ser comparada con la de Inglaterra y su imperio feroz hacia el exterior se puede comparar con el Imperio Romano conquistador y sanguinario de hace 2,000 años.
¿Sirve para algo la preparación académica? (tomado de Twitter). “Soy abogado, tengo estudios de Maestría en relaciones del trabajo y llevo año y medio buscando trabajo. Hasta mandé mi Hoja de Vida a un Call Center ¡y me rechazaron. Por favor, denle amor a este tuit que el desespero empieza a cundir”. ¿Qué clase de país somos que desperdicia su talento y encumbra a ignorantes? ¿Vamos bien con aberraciones como esta?
“Las inteligencias poco capaces se interesan en lo extraordinario; las inteligencias poderosas, en las cosas ordinarias”
Víctor Hugo
 
“La sabiduría radica en hacernos responsables de nuestro futuro, no en recordar nuestro pasado”
Pitágoras
 
“Pues Cuba es un país que produce canallas, delincuentes, demagogos y cobardes en relación desproporcionada a su población”
Reinaldo Arenas
Autor: José Cruz Pérez Rucobo
Foto: José Cruz / Internet

Comentarios

Comentarios