*Marko Cortés amarró a los suyos *Lilia Merodio encajó bien *Gabinete machista

Vía Libre

Con forme se acerca el 24 de octubre, fecha en que los panistas renovarán su Comité Ejecutivo Nacional, se agudiza la grilla y aunque el posicionamiento de los azules en Chihuahua es muy claro, también los rencores y resentimientos se hacen notar.

Maru Campos casi casi que obligó a los diputados, alcaldes y funcionarios panistas, a que le firmarán el apoyo de Marko Cortés para que este repita como presidente nacional del partido, esto a cambio de todo el apoyo que le dio en la recta final de las internas del PAN, dejando fuera de la jugada a Gustavo Madero y a Javier Corral.

Pues ahora Madero se inclina por Adriana Dávila, pues es claro el pleito casado que tiene con el pragmático Cortés, por su parte Pancho Barrio en su calidad de ex mandatario, ha llamado al panismo a apoyar a Gerardo Priego; ambos se quedarán en el camino porque por lo menos en los 15 estados donde se eligió a gobernadores, Marko Cortés amarró a los suyos y los puso a trabajar desde entonces.

********

El nombramiento que hizo Maru Campos, de la priísta Lilia Merodio al frente de la Secretaría de Desarrollo Rural, no es casualidad, atendiendo la lógica de que compromisos son compromisos, vengan de donde vengan los favores.

Tan sólo hay que ver cuantas presidencias municipales y sindicaturas obtuvo el PRI, todas de la zona rural, lo que confirma que los perfiles rurales están en el PRI, es decir, para la gobernadora es más que lógico que Merodio encabece la Secretaría de Desarrollo Rural, y los favores se paguen en los cargos de ahí mismo.

Las direcciones dependientes de esa secretaría, serán para priístas, lo mismo con esas representaciones rurales, y seguramente van a ser ex alcaldes y ex líderes priístas que tienen toda su vida en los ranchos y eso seccionales, lo que suena totalmente lógico, pues todos sabemos que los panistas son fifís y que no les gusta llenarse los zapatos de estiércol.

********

La que se le armó al buen Beto Pérez, alcalde Cuauhtémoc, por haber nombrado un gabinete de 10 hombres y sólo 2 mujeres, ignorando todos los esfuerzos de la paridad y todo lo que se ha venido presumiendo en Chihuahua sobre ese tema.

Fue una simple foto en la que aparecen sólo los 10 nuevos funcionarios hombres, la que destapó la cloaca, y es que eso generó indignación entre las mujeres feministas y otras servidoras públicas que han batallado para ascender en sus carreras.

El problema es que se le cargó la carreta a Beto Pérez, que absurdamente en lugar de corregir el error, se aferra a que su gabinete tiene muchas mujeres… sí, son muchas mujeres dirigidas por muchos hombres, lo que da un mensaje totalmente contrario al de la paridad.

Pero la bronca no sólo es en Cuauhtémoc, pues casi todos los gabinetes municipales son por mucho, gabinetes machistas, incluso el de Maru Campos, en donde sólo una tercera parte se conforma de mujeres, el resto de hombres.

Por lo pronto este martes durante la sesión del Congreso del Estado, algunas diputadas se van a posicionar, pero es importante que el exhorto sea para todos y no sólo para el machito cuauhtemense.

Comentarios

Comentarios