Celebran en Cuauhtémoc el 218° aniversario del natalicio de Benito Juárez

Cuauhtémoc.- En el marco del 218° aniversario de su natalicio, este 21 de marzo, Benito Juárez García fue recordado como un hombre comprometido con la libertad y soberanía del pueblo mexicano, convencido de que la educación es fundamental para la libertad social.

La ceremonia cívica para honrar la memoria de quien fuera presidente de México, entre 1858 y 1872, se llevó a cabo en la explanada de la Presidencia Municipal, encabezada por el alcalde Beto Pérez, a la que acudieron como invitados especiales representantes de las logias Fraternidad de Orión número 91, Molay número 94 y Adelante número 43.

Estuvieron presentes estudiantes de la escuela primaria Benito Juárez García 2455, y en su representación la alumna Laila Romina, dio lectura a la reseña de la fecha cívica. Mencionó que Benito Juárez nació el 21 de marzo de 1806, en San Pablo Guelatao, Oaxaca. El hombre de origen indígena fue un parteaguas en la historia de México, reconocido como el Benemérito de las Américas, quien también ocupó el cargo de presidente de la Suprema Corte de Justicia, donde defendió la Constitución de 1857.

En representación de la Logia Fraternidad de Orión número 91, Carlos Héctor García, dijo en su discurso que Benito Juárez tenía escrito el destino de la nación. Luego de perder a sus padres y a sus abuelos, a los 12 años se fue de Guelatao a Oaxaca, donde el padre Antonio Salanueva lo familiarizó con los libros. Juárez se convenció de que con el estudio se podía defender los ideales.

Se graduó como abogado, apostó por la libertad de pensamiento, se sensibilizó con los indígenas, e inició una defensa de los principios de igualdad y equidad; en tiempos en que existía una muy marcada discriminación racial, hizo hincapié en que ante la ley todos los ciudadanos deberían ser iguales y medidos con la misma vara.

Luego de derrotar la monarquía de Maximiliano de Habsburgo, y lograr la estabilidad política, implementó el establecimiento de planteles de primaria a secundaria, facilitando el acceso a las mujeres, lo que significó un antecedente para el artículo tercero de la Constitución.

En representación de la Logia Adelante número 43, el doctor Fernando Sandoval, expresó que la luz de la figura de Benito Juárez nos dirige a un legado de verdad, justicia y libertad, pues se trata de un hombre con un testimonio de resiliencia y compromiso con la libertad y la soberanía de su país.

Manifestó que cada persona está llamada a ser el albañil en el perfeccionamiento personal de su entorno, y Benito Juárez nos recuerda que más allá de las piedras físicas, es nuestro deber construir una comunidad cada vez más justa, libre y fraterna, a través de caminos como la concordia y el entendimiento, tal como lo hizo Juárez.

El doctor Fernando Sandoval subrayó que nuestra comunidad enfrenta desafíos inherentes, lo que amerita compartir esfuerzos que permitan construir puentes para crecer, y sobre todo para atender a las poblaciones más vulnerables, como los niños, los adultos mayores, los migrantes y los indígenas. “Que el ejemplo de Juárez nos inspire a todos”.

Los Honores a la Bandera estuvieron a cargo de la escolta y banda de guerra del CBTis 117. Luego de la ceremonia cívica, autoridades municipales y miembros de las logias, colocaron una ofrenda floral en el busto de Benito Juárez, en la Plaza Principal.

En el presídium estuvieron presentes Verónica Escalante, síndico municipal; Luis Gerardo Pimentel, director de Desarrollo Social; Boni Ordóñez, regidora presidenta de la Comisión de Desarrollo Social; Moraima Ruelas, regidora presidenta de la Comisión de Educación; Javier Cuevas Lira, regidor presidente de la Comisión Acción Cívico Social; Roberto Esparza, jefe de los Servicios Educativos de la Zona Occidente; José Luis Palacios, venerable maestro de la Logia Fraternidad de Orión número 91; Julián Acosta, venerable maestro de la Logia Molay número 94; y Óscar Rodríguez, venerable maestro de la Logia número 43.