Consolidan su dominio y dirigen su atención hacia la Corte

Tras la contundente victoria de Morena y sus aliados en las recientes elecciones, el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha puesto nuevamente en discusión la necesidad de reformar el Poder Judicial. El Mandatario adelantó que las condiciones para impulsar esta modificación constitucional, así como otras reformas del paquete conocido como Plan C, serán revisadas en colaboración con la virtual Presidenta electa, Claudia Sheinbaum.

López Obrador señaló que la reforma al Poder Judicial es una prioridad, argumentando la importancia de tener un sistema judicial que sirva verdaderamente a la sociedad en lugar de estar al servicio de una minoría o de intereses corruptos. La colaboración entre el Presidente y Sheinbaum se presenta como clave en este proceso, aunque López Obrador enfatizó en la necesidad de llegar a acuerdos y evitar imposiciones.

Por otro lado, según los cálculos presentados por la Secretaría de Gobernación, la coalición conformada por Morena, PT y PVEM lograría una mayoría calificada en ambas cámaras del Congreso, lo que facilitaría el proceso de aprobación de reformas constitucionales. Con el tiempo limitado antes de que concluya su mandato, López Obrador reconoce la urgencia de concretar estas propuestas de reforma, las cuales han sido respaldadas públicamente por Sheinbaum.