«El Chueco» en un reclamo levantó a dos pobladores; el crimen contra los curas y el guía fue por otro motivo

Chihuahua.- El Fiscal General Roberto Fierro aclaró dos hechos acontecidos el pasado lunes en distintas horas y por distintos motivos en los cuales está involucrado el cabecilla criminal José Noriel Portillo Gil, alias «El Chueco».

En el primer caso, las investigaciones indican que «El Chueco» llegó la vivienda de los hermanos Paul y Armando B. a reclamar sobre un partido de béisbol que se había llevado  a cabo días atrás y donde el equipo derrotado está patrocinado por Portillo Gil.

El presunto criminal tras intercambiar palabras disparó en contra de Paul, luego  privó de la libertad a los hermanos quedando en el lugar una mujer y un menor de edad,  ilesos quienes se retiraron minutos después.

A la fecha se continúa la búsqueda de los dos hermanos.

Horas más tarde, «El Chueco» se presentó en un hotel de la localidad buscando al guía de turistas Pedro Palma, donde interactuaron, lo privó de la libertad y  horas más tarde logró escapar y llegar hasta el templo con múltiples heridas ocasionadas por golpes, ahí los sacerdotes jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín Mora Salazar, intentaron proporcionarle atención, momento en el que ingresó «El Chueco» y los acribilló.

El sujeto se retiró del lugar, llevándose los cuerpos de las tres víctimas.

Fue este miércoles tras implementado un operativo de búsqueda que recuperó los cadáveres en la zona de la comunidad de El Pitorreal, ubicado entre la cabecera de Urique y el municipio de San Rafael.