Presidente califica ataque al Palacio Nacional como provocación previa a elecciones

El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó el ataque con petardos al Palacio Nacional como una “provocación” ante las elecciones del 2 de junio. El incidente, protagonizado por normalistas de Ayotzinapa, dejó 26 policías heridos y ha intensificado las tensiones en torno al caso de los 43 estudiantes desaparecidos.

López Obrador destacó que este tipo de acciones buscan generar conflicto y desestabilizar el gobierno, especialmente en un contexto electoral. El mandatario señaló que el objetivo era provocar una reacción por parte de las autoridades para luego acusarlas de represión.

Aunque el presidente negó que su gobierno proteja a los militares implicados en la desaparición de los estudiantes, reconoció que la decisión de liberar a ocho militares fue tomada por el Poder Judicial. Esta situación ha desatado críticas y ha llevado a un aumento de las protestas por parte de estudiantes y familias de Ayotzinapa.