Susana Prieto renuncia a Morena; denuncia violencia política de género

“No me voy a ir a ningún partido político, a partir de hoy soy diputada independiente”

Cdmx.- La diputada federal Susana Prieto ha decidido separarse de la bancada de Morena, luego de denunciar la presunta violencia política de género ejercida en su contra por parte de su propio grupo parlamentario y su coordinador, Ignacio Mier.

Además, ha señalado que han obstaculizado la aprobación de la reforma que busca reducir la jornada laboral a 40 horas semanales.

“Me encuentro siendo víctima de violencia política de género, especialmente por parte del diputado Ignacio Mier Velasco. La situación con mi propuesta de reducción de la jornada laboral de 48 a 40 horas semanales es evidente para todos; parece que se aleja cada día más de la realidad”, declaró Prieto en una conferencia de prensa.

La legisladora explicó que, aunque su iniciativa se convirtió en dictamen desde el pasado 25 de abril, sigue enfrentando obstáculos para su aprobación. Ha descrito el proceso como “un infierno, mencionando situaciones como la falta de respuesta a sus llamadas, evasión de su presencia y otras humillaciones.

“Ha sido todo un infierno para mí, hablarles por teléfono y que no me contesten, que se den media vuelta cuando me ven para evadir que estoy presente, andarlos persiguiendo, que me anulen, y muchas humillaciones más que me han hecho”, expuso.

A pesar de contar con el respaldo legislativo necesario para la aprobación de la reforma, Prieto lamenta que Morena no esté colaborando para avanzar con el dictamen. Afirma haber conversado con diputados del PAN dispuestos a apoyar la medida, comprometiéndose a seguir luchando por el beneficio de los trabajadores.

“Ustedes saben cómo he luchado porque pase al salón de plenos, se tienen las dos terceras partes, he hablado con diputados del PAN que están dispuestos a votarla y a decir que sí, entonces, estos meses que me quedan pondré alma, corazón, y vida en que esta iniciativa de la reducción de jornada laboral por fin sea votada En beneficio de 57 millones de trabajadores”, insistió.

Desde hoy, la congresista se declara como diputada independiente y asegura que no se unirá a ningún otro grupo parlamentario, evitando así ser percibida como una traidora por el pueblo mexicano. Concluye reiterando su compromiso con la causa y su determinación para que la iniciativa de reducción de jornada laboral sea finalmente votada.

“No quiero que el pueblo de México me trate a mí de una traidora, yo no soy Lily Téllez, no me voy a ir al PAN, no me voy a ir a MC, no me voy a ir al PRD, no me voy a ir al PRI, no me voy a ir a ningún partido político, a partir de hoy soy diputada independiente”, concluyó.